El Poder Judicial de la Federación agradece el esfuerzo de las legislaturas locales y del Congreso de la Unión por la aprobación y declaratoria de la reforma constitucional en materia de justicia federal. Asimismo, reconoce su compromiso con un Poder Judicial Federal independiente, profesional, eficiente y cercano a la gente, en beneficio de todas las personas.

La reforma constitucional hace realidad un proyecto de colaboración inédito entre los tres poderes de la Unión y las legislaturas locales. Con ella, concluye un intenso ejercicio democrático y participativo del que formaron parte el Poder Judicial de la Federación, el Presidente de la República, el Senado, la Cámara de Diputados, y los congresos de las distintas entidades federativas de la República, en un esfuerzo de Estado por consolidar una mejor justicia federal.

El resultado de este esfuerzo histórico es la reforma judicial más trascendente desde 1994: una reforma que respeta y consolida la independencia judicial, y con ello, fortalece el Estado de Derecho en beneficio del pueblo de México.