La diputada federal Paloma Sánchez Ramos presentó una iniciativa que reforma el artículo 57 de la Ley General de Víctimas, la cual busca establecer que los familiares de desaparecidos y las víctimas que así lo requieran, reciban un apoyo económico mensual en pro de salvaguardar la integridad familiar y sus necesidades materiales.

En su exposición de motivos, la integrante del Grupo Parlamentario del PRI sostuvo que, frente a la ausencia de respuestas y los largos periodos de búsqueda sin éxito, las familias deben contar con un apoyo económico por parte del Estado mexicano, porque, indicó, muchas veces recurren a subemplearse o conseguir recursos para continuar esta labor de encontrar a sus seres queridos.

Explicó que la Ley General en Materia de Desaparición Forzada, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, señala que los familiares de personas desaparecidas tienen derecho a las medidas de atención y asistencia, pero no existe un señalamiento expreso a recibir una ayuda económica ni a un plazo específico para ser beneficiaria.

La legisladora priista por el estado de Sinaloa subrayó que el ingreso mensual cubriría el sustento de las familias y sería un aporte para las labores de búsqueda que se han visto obligadas a realizar frente a la ineficacia de las comisiones de búsqueda para localizar a las víctimas de desaparición.

Esta incapacidad de las políticas públicas, destacó, queda de manifiesto porque las familias han formado más de 60 colectivos en todo el país y realizan búsquedas por cuenta propia.

En ese sentido, Sánchez Ramos anotó que a la fecha todavía no existe un Plan Nacional de Búsqueda y el trabajo de las comisiones locales encargadas de esta labor se ve entorpecido por falta de recursos y apoyos desde el gobierno federal.

Por ello, recalcó, este proyecto promueve que la federación y las entidades federativas garanticen un ingreso mensual en beneficio de las víctimas y sus familiares.