Conforme al pronóstico de trayectoria y de los radios de influencia de los vientos que reporta el Sistema Meteorológico Nacional, el ciclón tropical se fortaleció a huracán y su trayectoria continúa de manera paralela a las costas del océano Pacífico, en dirección hacia los estados de Baja California Sur y Baja California.

Conforme al “Manual de Procedimientos Técnicos para la Atención de Desastres” de la CFE, se están llevando a cabo las siguientes actividades: Monitoreo permanente de la evolución del fenómeno meteorológico. Identificación de las áreas de probable impacto. Implementación de los Centros de Operación Estratégicos para toma de decisiones oportunas, posicionados en puntos clave del país.

Identificación de los usuarios cuyo servicio es fundamental para la comunidad (hospitales, albergues, gasolineras, sistemas de bombeo, antenas de comunicación, servicios de transporte, etc.) para darles prioridad en la atención.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) cuenta con planes específicos para la atención de emergencias, donde se establecen los mecanismos para la oportuna toma de decisiones en caso de afectación al suministro eléctrico ocasionado por ciclones tropicales, sismos o cualquier otro fenómeno natural.

Con la aplicación de los protocolos se optimizan los recursos humanos y materiales para atender las contingencias en las mejores condiciones de seguridad para el personal y la ciudadanía.

La CFE, a través del Sistema Nacional de Protección Civil, está en plena coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina, Comisión Nacional del Agua, Secretaría de Salud, Protección Civil, gobiernos estatales y municipales, para la atención de la posible contingencia.