• Son parte del andamiaje institucional que contribuye a aumentar la certidumbre legal del país y la estabilidad democrática; rechaza cualquier iniciativa que pretenda disminuirlos o desaparecerlos.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) nuevamente hace un exhorto para que se respete la institucionalidad de los diversos órganos autónomos que tiene México. Ante el anuncio de desaparecer los órganos autónomos mediante la preparación de una reforma administrativa para trasladar sus responsabilidades a las secretarías de Estado, el CCE hace un llamado a proteger e incluso fortalecerlos, ya que son parte fundamental del Estado de Derecho y la democracia nacional.

El CCE manifiesta su profunda preocupación por tal anuncio y expresa su rechazo a cualquier iniciativa que pretenda reducir sus funciones o desaparecer a las instituciones catalogadas como autónomas; más cuando se trata de un tema eminentemente constitucional que supera el ámbito administrativo. Solicita defender la supremacía de la Constitución y respetar la Carta Magna ante cualquier reforma legal que se promueva.

En un Estado constitucional de derecho, el diseño de los entes públicos no debe modificarse atendiendo a coyunturas políticas particulares. El CCE considera que, de ser necesaria una reforma, ésta debería enfocarse en fortalecer su autonomía con el objetivo de incrementar sus ámbitos de acción que les permitan ser más eficientes para vigilar, señalar y sancionar conductas contrarias a la Constitución y leyes nacionales. Los diversos entes autónomos son un pilar esencial del andamiaje institucional del país, que han aportado a la consolidación del mismo y contribuyen a aumentar la confianza de la sociedad y de la comunidad internacional en México. Han sido un pilar fundamental en el avance democrático del país, por lo que su existencia es muy relevante a fin de fortalecer la imagen positiva de México como una nación respetuosa de la legalidad, con un sólido marco institucional.

El Consejo Coordinador Empresarial llama a permanecer atentos al debate y a las propuestas que se generen al respecto. Exhorta a los diversos Poderes de la Unión, a la sociedad, academia y demás sectores, a proteger y fortalecer a los órganos autónomos.