• Este programa piloto es resultado del diálogo permanente entre el sector privado y el gobierno, para sumar esfuerzos, aprovechando su capacidad logística e infraestructura

 

  • Participan los tres órdenes de gobierno, el Consejo Coordinador Empresarial, las 12 organizaciones que lo conforman, el Consejo Mexicano de Negocios, el Deportivo Toluca Fútbol Club, GEPP, Bimbo, Grupo Lala, y Funsalud, entre otros.

El sector empresarial de México se suma a la campaña de vacunación a la población de nuestro país contra el Covid-19 en un programa piloto que aglutina los esfuerzos de los tres órdenes de gobierno para cumplir con una tarea prioritaria en la agenda nacional. Este martes 9 de marzo, en Toluca, Estado de México, comenzará la aplicación de la vacuna a personas mayores de 60 años en cuatro sedes de la ciudad, entre las que se encuentra el emblemático Estadio Nemesio Díez, piloto de colaboración con sector privado. En esta tarea urgente para hacer frente a la pandemia del Covid-19, el sector privado aportará su capacidad logística e infraestructura para facilitar el proceso de aplicación de las vacunas. Se trata del primer esfuerzo de vacunación en el que participan el sector privado y los tres niveles de gobierno. Entre las organizaciones de la iniciativa privada que participan destacan el Consejo Coordinador Empresarial, junto con las 12 organizaciones que lo conforman, además del Consejo Mexicano de Negocios, el Deportivo Toluca Fútbol Club, GEPP, Bimbo, Grupo Lala y Funsalud, entre otros. Cabe resaltar que, esta iniciativa nace de los diálogos constantes surgidos a partir de la creación del Comité de la Nueva Normalidad, integrado por la Secretaría de Salud, la Secretaría de Economía, el Instituto Mexicano del Seguro Social y la Comisión de Salud del Consejo Coordinador Empresarial, representada por su presidente Patrick Devlyn. Ante los grandes retos que plantea la actual emergencia sanitaria, el sector privado está en diálogo permanente con el gobierno y tiene la mejor disposición de sumar esfuerzos para que la vacuna llegue a los mexicanos en el menor tiempo posible. El trabajo conjunto entre iniciativa privada y gobierno es ejemplo de responsabilidad y permite desarrollar respuestas adecuadas a los enormes desafíos que ha provocado la pandemia.