* Autoridades estatales y municipales de Chiapas se suman a este esfuerzo de coordinación con dependencias federales para superar la emergencia sanitaria en la entidad

* La titular de Bienestar asegura que es necesario recuperar la solidaridad y el tejido social para fortalecer la salud

Para superar la emergencia por COVID 19 y garantizar la salud y el bienestar de los pueblos y comunidades de México, es necesario el trabajo coordinado del gobierno federal con los estados y municipios poniendo en el centro de la estrategia a las personas, además de recuperar los valores de la solidaridad y fraternidad.

Así lo aseguró la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores González durante la presentación del Modelo de Intervención Local de Salud Comunitaria en el estado de Chiapas.

“Necesitamos recuperar la solidaridad entre las personas para fortalecer el tejido comunitario, y como comunidad superar los problemas de salud de las personas y sus familias”, aseveró.

Ante presidentes municipales, el gobernador de Chiapas Rutilio Escandón, así como del director del IMSS Zoé Robledo y el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, María Luisa Albores González declaró que junto a la Secretaría de Salud, invitaron al gobierno del estado de Chiapas a sumarse a esta propuesta de intervención local de salud comunitaria que entre sus objetivos tiene: identificar las zonas con mayor riesgo de contagio del COVID-19 dentro de cada municipio, localidades, ejidos o rancherías, así como contar con personal operativo con formación adecuada y suficiente.

También se busca, dijo, establecer las bases para una nueva relación de confianza entre las instituciones de salud y la población, desarticular los focos de tensión y prevenir a las poblaciones de alto riesgo o en mayor situación de vulnerabilidad como los adultos mayores y personas con discapacidad. Además de modificar percepciones erróneas respecto a la enfermedad, así como actitudes y prácticas no deseadas y generar acciones que permitan fortalecer la salud de la población o la sana convivencia con el medio ambiente.

“La propuesta de este modelo se centra en dos criterios, el primer modelo es el autogestivo, guardianas o guardianes de la salud, que consiste en tres acciones de vigilancia epidemiológica, alerta temprana de posibles casos de contagios y el reporte de información sobre muertes y contagios que no estén siendo reportados oficialmente. El segundo criterio es el resguardo comunitario, que buscará dos fines: contener casos confirmados de COVID 19 por la misma comunidad y conformar comités comunitarios para garantizar el abasto alimentario y medicinas de la comunidad y el resguardo de las personas contagiadas”, explicó Albores.

En ese sentido, abundó en que la encomienda que tiene la Secretaría de Bienestar en el marco de la estrategia es conformar equipos de interlocutores comunitarios con participación de los comités comunitarios y autoridades locales, asegurando la participación de las mujeres.

También se promoverán acuerdos en los que se detallen las responsabilidades institucionales, de las autoridades y de la comunidad, reconocer conocimientos, creencias, prácticas y actitudes actuales frente al COVID 19, así como identificar las barreras que podrían limitar, obstaculizar o impedir el cambio de percepciones o conductas.

Al respecto consideró que la pandemia de COVID 19 ha dejado ver que, “como pueblo mexicano tenemos problemas de salud que empiezan por nuestros hábitos porque no estamos alimentándonos bien. En este sentido esta estrategia también va a promover una alimentación saludable, recomendando alimentos sanos y preparaciones de acuerdo a cada región y estación del año”.

Más tarde, en conferencia de prensa junto al subsecretario López Gatell, agradeció a las organizaciones sociales que se sumaron a la estrategia, pues serán importantes aliadas para llevar información oportuna y pertinente a las comunidades chiapanecas en su lengua y en términos entendibles, ya que Chiapas es un estado multicultural con un gran número de hablantes de lenguas indígenas.

En el Modelo de Intervención Local de Salud Comunitaria participarán las secretarías de Salud, Bienestar, Agricultura y Educación, así como el Instituto Mexicano del Seguro Social, la Procuraduría Agraria, el Conacyt y el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas.

La estrategia comenzará a operar a partir de mañana sábado 18 de julio en el municipio de Berriozábal con la toma de protesta del primer comité comunitario.