El Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam), participó en la reunión preparatoria de la V Conferencia Regional Intergubernamental sobre Envejecimiento y Derechos de las Personas Mayores en América Latina y El Caribe –que se realizará a fines de 2022 en Chile- donde se coincidió en que cada nación debe fortalecer acciones parar mejorar las condiciones de vida de ese sector de la población.Durante el encuentro virtual, en el que participaron más de cien representantes y que fue organizado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), se analizaron las respuestas de los gobiernos a la crisis originada por la pandemia de COVID-19, que afecta en particular a las personas mayores de la región.Asimismo, representantes de países como México, Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Perú, Uruguay y Panamá, hicieron un balance de los logros alcanzados desde 2017 y de los retos pendientes para los próximos cinco años, así como de la necesidad de integrar los enfoques de derechos humanos, género e interculturalidad.Al respecto, la directora de Fortalecimiento y Operación de Políticas Públicas del Inapam, Rocío Ruiz López, destacó avances como el establecimiento en México del carácter universal de la Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores, plasmado como un derecho en la Constitución.También mencionó la reforma a la Ley del Seguro Social para incrementar porcentaje de aportaciones, garantizar pensión mínima a ese grupo de la población con mil o más semanas cotizadas y reducción de semanas cotizadas para acceder a una pensión digna.Con la participación del secretario de la Cepal, Luis Fidel Yáñez, del director del Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (Celade) División de Población, Simone Cecchini, y representantes de organizaciones civiles y académicas, Ruiz López resaltó la vinculación productiva hecha por el Inapam a 66 mil 680 mexicanas y mexicanos desde 2017 y el otorgamiento de servicios integrales de salud, que también realizan el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Servicios y Seguridad Social para los Trabajadores del Estado (Issste).La servidora pública subrayó ante los representantes de América Latina y el Caribe que, para el Gobierno de México, las personas adultas mayores están en el centro de la política de bienestar y constituyen la mayor reserva de experiencias, valores y memorias que tiene el país, puesto que han construido las familias que son el sustento del tejido social.Reconoció que, si bien las condiciones de las personas adultas mayores en la República han mejorado, aún quedan desafíos pendientes; más aún ante la pandemia por COVID-19, como la priorización de programas enfocados a esta población en ámbitos como salud, económico, social y derechos, con lo que se busca lograr un envejecimiento digno y saludable para las y los mexicanos.En ese marco, Simone Cecchini afirmó que existen retos estructurales en la región con desigualdades que enfrenta ese sector y, principalmente, a la luz del COVID-19 que implica también desafíos en materia económica.Por ello, continuó, se debe trabajar para avanzar en mejorar las condiciones de vida de las personas adultas mayores, con participación de los gobiernos y sociedad civil, y que en ello sea fundamental la V Conferencia Regional Intergubernamental sobre Envejecimiento y Derechos de las Personas Mayores en América Latina y El Caribe a realizarse a finales de 2022.