Con un panorama de más de 4 millones de pequeñas y medianas empresas (Pymes) en México, según los últimos datos del INEGI, Nacional Financiera (Nafin) ha lanzado una nueva herramienta para facilitar el acceso al financiamiento a través de su red de intermediarios financieros, fortaleciendo la inclusión financiera.

El objetivo es doble: Nafin cumple su misión de apoyar y fomentar el crecimiento de la micro, pequeña y mediana empresa, mientras que la banca comercial puede ampliar su base de clientes. Con ello se logra aumentar la inclusión financiera a medida que más Pymes accedan a un crédito.

Nafin identificó que muchas Pymes luchan para obtener crédito debido a problemas con la preparación de sus expedientes de crédito. Para solucionar este problema, en mayo de este año, Nafin implementó la Cédula Nafin. Este es un proceso en el que se proporciona asesoría legal y financiera para ayudar a las Pymes a ser elegibles para obtener crédito.

Nafin realiza la integración de la información y entrega el expediente de crédito al Intermediario Financiero elegido por la PYME, para que dictamine la viabilidad y otorgamiento del crédito. La finalidad es darle a la empresa un acompañamiento de punta a punta.

Para implementar este proceso, Nafin usará su red de promotores en todo el país. Estos expertos asesorarán a las empresas en la preparación de sus expedientes de crédito, lo que permitirá encaminarlas al intermediario financiero que mejor se adapte a sus necesidades.

El procedimiento para las empresas interesadas es el siguiente:

· Pueden solicitar información a través del call center de Nafin (800 2000 215), por correo electrónico a info@nafin.gob.mx o visitando el sitio web www.nafin.com

· Nafin evaluará ciertos criterios básicos, como que la empresa esté legalmente establecida, que pueda presentar estados financieros y de cuenta, y que tenga un buen historial crediticio y al menos uno o dos años de operación.

· Si se cumple con estos criterios, se solicitará más información para preparar el expediente de crédito.

· Una vez que se complete este proceso, se emitirá la Cédula Nafin y se tendrá en el expediente entregado al intermediario financiero elegido por la Pyme.

· Finalmente, el intermediario financiero dará seguimiento y en su caso podrá otorgar el crédito con una garantía de Nacional Financiera.

Las empresas en los sectores de comercio, industria y servicios, que al ser promotoras del desarrollo local son de interés para Nafin, pueden solicitar la Cédula Nafin. Esto incluye incluso a los micronegocios, ya que hay microfinancieras que confieren créditos a estos pequeños negocios.

Con la Cédula Nafin, se espera que el 60% o 70% de las solicitudes de crédito puedan ser aprobadas por los intermediarios financieros. Este proceso permitirá a las Pymes mantener sus operaciones y expandirse a nuevos mercados, facilitando su crecimiento y fortaleciendo la economía mexicana.