El trabajo infantil interfiere de manera importante con el desarrollo de las niñas y los niños al separarlos en edades tempranas del sistema educativo y relegarlos a la realización de diversas ocupaciones dentro de las cuales algunas no están permitidas o se realizan en condiciones que vulneran la salud o integridad física de esta población. La Convención sobre los derechos del niño en su artículo 32 establece que los estados firmantes (entre ellos México) reconocen el derecho a la protección de los infantes contra la explotación económica y contra el trabajo que pueda ser peligroso o entorpezca su educación. Por otra parte, de acuerdo al convenio 138 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la edad mínima para trabajar es de 15 años, el Estado Mexicano lo norma también en su Artículo 123, fracciones II, III y XI de su Constitución Política.

Con base en la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil 2019 (ENTI) se contabilizaron a 2 millones de niñas y niños en Ocupaciones no permitidas1 a las que se les suma 1.3 millones que trabajan en Ocupaciones no adecuadas dando un total de 3.3 millones2 de menores de 5 a 17 años de edad. Lo anterior es igual al 11.5% de este grupo poblacional, que por sexo se compone de 38.9% de niñas y de 61.1% de niños. Sólo el 74.8% asiste a la escuela mientras que el promedio para este grupo es de 93%, es decir una diferencia de -18.2 puntos porcentuales.

Tipo de actividades en el trabajo infantil

Cuando se observa la distribución del trabajo infantil por sexo hay un patrón donde la mayoría de las niñas hacen quehaceres domésticos (en condiciones no adecuadas) mientras que los niños lo hacen en menor medida para dedicarse a ocupaciones no permitidas en el mercado laboral. Lo que reafirma la asignación de tareas de acuerdo al sexo desde una edad temprana y que se reproducirá a lo largo de toda la vida.

  1. Estas formas de trabajo incluyen: a) ocupaciones no permitidas; b) ocupaciones peligrosas (construcción, minas, sector agropecuario, bares, cantinas, entre otras); c) debajo de la edad mínima.
  2.  Se le ha denominado medición amplia del trabajo infantil. Sector de actividad segmentado por sexo desde la infancia El mercado de trabajo tiene una segmentación por sexo que se distingue porque las mujeres están insertas en el sector servicios y en el comercio mayoritariamente respecto a los hombres.

Con información de la ENTI 2019 es posible distinguir que esta situación es igual para las niñas que trabajan en ocupaciones distintas a los quehaceres o actividades dentro de los hogares puesto que el 60.8% de ellas están concentradas en las actividades relacionadas con los servicios y con el comercio, mientras que el trabajo infantil de los niños se distribuye de manera heterogénea en varios sectores. Más de 20 años de avances en la recolección de información sobre trabajo infantil en México La Encuesta Nacional de Trabajo Infantil 2019 es un proyecto derivado de un esfuerzo de más de 20 años en los que México ha invertido recursos para tener información relevante sobre la situación de trabajo de la población infantil. Tiene sus orígenes en 1997 y 1999. Posteriormente, se consolido la recolección de información en menores de 5 a 17 años de manera bianual en un módulo de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo de 2007 a 2017.

Fuente: INMUJERES