La secretaria de Economía, Tatiana Clouthier Carrillo, participó en una reunión virtual de ministras y ministros del Grupo de Ottawa, con la presencia de la nueva directora general, Ngozi Okonjo-Iweala. La reunión tuvo como objetivo continuar las discusiones sobre la reforma de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

La Dra. Okonjo-Iweala señaló la necesidad de redoblar esfuerzos de cara a la 12ª Conferencia Ministerial de la OMC, a celebrarse en la semana del 29 de noviembre en Ginebra, Suiza.  De igual forma, destacó la importancia de que todos los países cuenten con acceso a vacunas y material médico contra el COVID-19, así como el papel que los miembros de la OMC deben cumplir para lograr ese objetivo.

A su vez, las ministras y ministros discutieron la necesidad de buscar alternativas que permitan incorporar nuevas disciplinas en la OMC, por medio de las actuales negociaciones de comercio electrónico, facilitación de las inversiones y reglamentación nacional de los servicios.

Las y los representantes del Grupo de Ottawa coincidieron en que es de especial interés y una prioridad solucionar la crisis en el Órgano de Solución de Diferencias, que ha llevado a la parálisis de su segunda instancia, el Órgano de Apelación.

La secretaria Clouthier destacó que, para México, una de las principales lecciones que nos ha enseñado la pandemia en materia comercial es la importancia de la cooperación internacional y el intercambio oportuno de información, ya que gracias a ello y a pesar de la crisis los compromisos se han respetado.

Señaló que dada la crisis originada por el COVID-19, debemos, desde el ámbito comercial, asegurar que la OMC y sus miembros se esfuercen en lograr un acceso equitativo a las vacunas.

De igual forma, subrayó que para nuestro país el papel del comercio internacional es esencial en cualquier proceso de recuperación económica, por lo que considera que la iniciativa de Comercio y Salud, patrocinada por los miembros del Grupo de Ottawa, va en la dirección correcta, al buscar facilitar el comercio de bienes esenciales para hacer frente a esta crisis, así como establecer disciplinas cuando un miembro quiera imponer restricciones a la exportación de estos productos. México contribuye propositiva y constructivamente a la reforma de la OMC y a presentar propuestas que coadyuven a enfrentar y superar unidos los actuales y futuros retos que presenta el comercio internacional.