• En colaboración con el Gobierno del Reino Unido y Fundación IDEA, implementa programa piloto en los municipios de General Escobedo, Nuevo León y Morelia, Michoacán

En el marco del Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia y la estrategia 3.3, cuyo propósito es favorecer el proceso de proximidad entre las instituciones policiales y la ciudadanía, la Secretaría de Gobernación, en colaboración con la Embajada del Reino Unido y Fundación IDEA, presentaron el Proyecto de Policía de Proximidad que incluye el diseño e implementación de un Modelo de Policía Orientada a la Comunidad.
El objetivo es generar lazos sólidos con la ciudadanía para desarrollar programas y acciones de colaboración en la seguridad ciudadana y la prevención de la violencia y la delincuencia.

En su fase piloto, el modelo se implementará en los municipios de Morelia, Michoacán y General Escobedo, Nuevo León, que recibirán acompañamiento, asistencia técnica y capacitación por parte de los integrantes del grupo de trabajo en el que también participan la Comisión Nacional de Seguridad y el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.
El proyecto se lleva a cabo en tres etapas:

• En la primera -que incluyó un exhaustivo proceso de consulta y el análisis de modelos en otros países- se desarrolló el Modelo de Policía Orientada a la Comunidad y la Guía de Implementación; se seleccionaron los dos municipios piloto y se consideró la posibilidad de replicar la experiencia en ocho municipios más.

• La segunda etapa -que se espera finalice en enero de 2017- incluye la primera fase de pilotaje en Morelia y General Escobedo y la elaboración de cuatro protocolos de actuación policial (Atención a víctimas; Violencia en el entorno Familiar; Jóvenes en Riesgo y Personas en Adicciones). La fase de pilotaje incluye el diagnóstico(de seguridad, institucional, de policía y comunidad); el diseño y planeación de la intervención; la asistencia técnica con el apoyo de expertos internacionales; el monitoreo a través del levantamiento de línea base y la documentación de las lecciones aprendidas, oportunidades y retos del modelo.

• La tercera y última etapa contempla la asesoría técnica para la consolidación del modelo, su evaluación y la expansión a ocho municipios adicionales. Esta última etapa iniciará en enero de 2017.

El modelo a implementar cuenta con cinco componentes: Estructura institucional, perfil policial, operación policial, colaboración con la comunidad, seguimiento y evaluación, así como 17 subcomponentes que conforman un modelo de intervención integral que se convertirá en un recurso indispensable para entidades subnacionales en el desarrollo de estrategias de seguridad ciudadana.