*Se presenta estudio testimonial sobre los daños a los derechos laborales en el sector

La pandemia del Covid-19 ha tenido serias repercusiones y afectado los derechos laborales de distintos grupos de mujeres trabajadoras, principalmente las de la industria de la maquila, donde laboran actualmente alrededor de tres millones de personas

Así lo señaló la investigadora Blanca Velázquez Díaz, al presentar un estudio testimonial promovido por la Red de Defensoras Laborales, con el apoyo de la Fundación Friedrich Ebert. El documento recopila múltiples testimonios de distintas mujeres sobre su situación individual que han vivido en el último año.
Al afirmar que es necesario hacer notar cómo la pandemia golpeó fuertemente los derechos de las mujeres en este sector, la especialista del Centro de Apoyo al Trabajador A.C. y autora del documento, expuso que en algunos casos, las trabajadoras fueron despedidas desde el pasado mes de abril, con la promesa incumplida de recontratarlas en mayo; en otros, les redujeron sus salarios, incluso por abajo del mínimo y les quitaron sus derechos, y sólo una minoría fue

recontratada pero con reducciones en sus salarios y deplorables condiciones laborales.

“Muchas trabajadoras no recibieron prestaciones legales ni aguinaldo, tuvieron ingresos menores al mínimo, no fueron liquidadas conforme a la ley y varias pasaron a engrosar listas negras por reclamar sus derechos”.

Indicó que las mujeres están lejos de crear su propia independencia económica, ya que las plantas están dando ahora sólo trabajos temporales y pago por horas, a fin de no generar derechos de antigüedad. Asimismo, denunció que se incrementaron el acoso sexual y laboral en los centros de trabajo.

A su vez, Andrea García, de la asociación sindical UNI Américas, la cual representa a 4 millones de trabajadores en la región, subrayó que estamos viviendo en nuestro país los efectos de una política pública que por años fomentó sindicatos corporativos y protección patronal.

Apuntó que aunque el gobierno hizo una recomendación de no despedir ni afectar salarialmente a los trabajadores en la pandemia, quedó abierta la posibilidad de que negociaran directamente con las empresas, lo cual, en los hechos, provocó reducciones salariales que en muchos casos llegaron a 533 pesos semanales.

Expresó que en la maquila se ha establecido un sistema de pago a destajo o por pieza, lo que obliga a los empleados a trabajar compulsivamente para alcanzar metas muy altas y obtener un ingreso extra.

Las desigualdades en los centros de trabajo siguen siendo evidentes, aseveró, y es imperativo reequilibrar esta situación. Al respecto, propuso institucionalizar un seguro de desempleo que permita resarcir a los trabajadores, principalmente mujeres, que han quedado más vulneradas.

La reforma laboral, precisó, abre una gran oportunidad para resarcir los daños y verificar en mayor medida los centros de trabajo.

En su intervención, Claudia Domínguez, académica de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, puntualizó que muchas mujeres en el ámbito familiar invisibilizan la violencia de la cual son objeto, lo que profundiza aspectos de desigualdad.

Sostuvo que si estas mujeres pudieran ir al Congreso y narrar sus experiencias, demostrarían que la realidad no se apega a lo que dice la Ley y se cobraría mayor conciencia para corregir esta situación.

Enfatizó que la violación a los derechos laborales de los trabajadores se ha profundizado por el Covid-19 y a pesar de que México cuenta con una avanzada Ley Federal del Trabajo, que es una de las mejores legislaciones a nivel mundial, sobre todo a partir de las reformas de 2019,  lamentablemente en muchos centros de trabajo no se aplica. Por ello, acotó, el Estado debe asumir su responsabilidad e incrementar las visitas de verificación para garantizar su cumplimiento y aplicar sanciones rigurosas.

Por su parte, Inés González, coordinadora del Diálogo Sindical y de Género de la fundación Ebert en México, reiteró la importancia de escuchar de “viva voz” a las trabajadoras ya que brinda un panorama real de la grave situación que enfrentan en el sector de la maquila. “Sus testimonios y sus palabras han quedado plasmadas en este documento diciendo: ¡Aquí estamos y queremos hablar!”.
Las participantes agradecieron el espacio para ser escuchadas y exhortaron a conocer el valioso texto coordinado por Blanca Velázquez, para estar conscientes de la realidad de las mujeres trabajadoras en México y sumar esfuerzos en la defensa de sus derechos laborales.

Documento:

http://library.fes.de/pdf-files/bueros/mexiko/17328.pdf