El 1° de junio inició la fase de regreso a la Nueva Normalidad y en la CFE adoptamos la política de favorecer el trabajo a distancia, en modalidad presencial y mixta, aunado a las acciones de prevención y protección para el personal que realiza actividades presenciales, lo que nos ha permitido que el impacto de la pandemia por COVID-19 sea muy bajo.

 

La semana pasada, la Secretaría de Salud no emitió el semáforo epidemiológico, por lo que se solicitó a las diversas Unidades Administrativas de la CFE priorizar la salud del personal y mantener la política de trabajo a distancia. Asimismo, entró en operación el sitio web “Nueva Normalidad”, en el que se difunden medidas sanitarias, comunicados oficiales, materiales de consulta y descarga, videos, preguntas frecuentes y sitios de interés.

 

Hasta el 13 de julio 22,741 personas permanecen laborando a distancia, lo que representa el 27.3% de nuestro personal, debido a la reincorporación de 139 trabajadores no vulnerables a sus centros de trabajo o a la autorización de permisos que por derecho tienen.

 

La CFE ha autorizado la inversión de 92.7 millones de pesos, mediante 1,109 asignaciones, superior en 7.3% a lo reportado la semana anterior, con el fin de contar con los insumos de higiene y protección para el personal.

 

La incidencia de contagios por COVID-19 es de 731 personas confirmadas, de las cuales solo 14 se encuentran hospitalizadas, 8 estables y 6 delicadas. Dicho número representa el 0.2% de los casos reportados el día de ayer por la Secretaría de Salud, y el 0.9% del total de nuestro personal en activo.

 

También, el 13 de julio, la Secretaría de Salud reportó 76,824 casos sospechosos de contagio a nivel nacional, y la CFE tiene 770, equivalentes al 1% del total reportado por esa Secretaría. Si se comparan estos casos con el personal en labores al día de ayer, los sospechosos de contagio representan únicamente el 0.9% de la plantilla de personal de la CFE. De los casos sospechosos reportados, 7 se encuentran hospitalizados, 2 se reportan delicados, el resto se mantiene en aislamiento en su hogar.

 

Del 30 de junio al 13 de julio, las personas recuperadas pasaron de 600 a 1,011, lo que representa un 38.3% superior a los casos confirmados por contagio de COVID-19.

 

Lamentamos profundamente informar 48 decesos, las autoridades de la CFE y la representación sindical han establecido comunicación con sus familiares para brindar el apoyo que requieran. Dichos fallecimientos en la CFE representan el 0.1% de los 35,941 reportados por las autoridades de Salud.

 

 

Hoy refrendamos nuestro compromiso de mantener en funcionamiento uno de los pilares del Estado Mexicano. Continuaremos trabajando por el bienestar de todos, unidos saldremos adelante.