Ante el reto de salud pública más importante que se enfrenta a nivel mundial, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) instrumentó acciones puntuales para salvaguardar la salud de su personal, quienes con su esfuerzo diario garantizan el suministro de energía eléctrica en el país, servicio con el cual se ejecutan varias medidas implementadas para contener la propagación del virus SARS-CoV-2.

En ese contexto, y con el compromiso de mantener absoluta transparencia sobre la situación que prevale por COVID-19 en la CFE, sus Empresas Subsidiarias y Filiales, se informa:

  • Hasta el 9 de agosto, 13,789 personas permanecen laborando a distancia, las cuales representan el 17.5% de nuestro personal activo, cifra que responde a los cambios en el semáforo de riesgo epidémico por entidad y a los criterios de vulnerabilidad establecidos por las autoridades sanitarias.
  • La incidencia de contagios por COVID-19 es de 1,739 personas confirmadas al 9 de agosto, lo que refleja un incremento de 229 casos en relación con lo reportado al cierre del mes de julio. Del total de personas confirmadas, 28 se encuentran hospitalizadas, nueve de ellas en estado delicado.
  • Se tienen 397 personas registradas con sospecha de contagio, 72 casos más respecto al mes anterior.
  • Al 9 de agosto se reportan 13,058 personas recuperadas, equivalente al 86.3% del personal contagiado; lo que significa que aproximadamente 9 de cada 10 personas afectadas han superado la enfermedad; dicha cifra es superior al 78.7% reportado a nivel nacional.
  • Lamentamos profundamente confirmar un total de 328 fallecimientos. El índice de letalidad en CFE se mantiene en 2.2%, tan solo un 0.1% más de lo reportado a nivel mundial en el “Informe Técnico Diario COVID-19 México”, emitido por la Secretaría de Salud. Los decesos en la CFE representan el 0.1% de los 244,690 reportados a nivel nacional a esta misma fecha.

Es importante señalar que, en medio del tercer periodo epidémico de COVID-19, nuestro Director General ha dado instrucciones para reforzar el cumplimiento estricto de la sana distancia y el uso de equipo de protección personal dentro de los centros de trabajo, así como para facilitar que todo el personal participe en la Estrategia de Vacunación del Gobierno Federal.