Desde el inicio de la pandemia por COVID-19, la CFE ha mantenido la política de priorizar el trabajo a distancia para prevenir y proteger la salud de nuestro personal, reduciendo la modalidad de trabajo presencial, lo que nos ha permitido disminuir significativamente el impacto en la salud por el SARS-COV-2.

 

Hasta el 21 de junio, 14,295 personas permanecen laborando a distancia, las cuales representan el 17.8% de nuestro personal activo y muestra una reincorporación moderada de trabajadores a sus centros de trabajo, de acuerdo a los cambios en el semáforo de riesgo epidemiológico que emiten las autoridades sanitarias de cada entidad.

 

La incidencia de contagios por COVID-19 es de 629 personas confirmadas, cifra mayor en 48 casos respecto a la semana anterior (+8.3%) y en 114 casos en comparación con el cierre de mayo (+22.1%). Del total de personas confirmadas, 14 se encuentran hospitalizadas, una de ellas en estado delicado.

 

Se reportan 259 personas con sospecha de contagio, 17 casos más que los 242 reportados la semana anterior (+7.0%); mientras que, en comparación con el cierre de mes de mayo, esta cifra es mayor en 14 casos (+5.7%). Del total de personas en esta condición, solo 1 se encuentra hospitalizada, quien se encuentra en condición estable.

 

Al 21 de junio se reportan 11,815 personas recuperadas, equivalente al 92.7% del personal contagiado; es decir, 9 de cada 10 personas afectadas han superado la enfermedad; dicha cifra es superior al 79.7% reportado por la Secretaría de Salud a nivel nacional.

 

Lamentamos profundamente confirmar un total de 300 fallecimientos. El índice de letalidad se mantiene en 2.4%, un 0.2% superior a lo reportado a nivel mundial en el “Informe Técnico Diario COVID-19 México” emitido por la Secretaría de Salud. Los decesos en la CFE representan el 0.1% de los 231,244 reportados a nivel nacional a esta misma fecha.