Desde el inicio de la pandemia por COVID-19, la CFE ha mantenido la política de priorizar el trabajo a distancia para prevenir y proteger la salud de nuestro personal, reduciendo la modalidad de trabajo presencial, lo que nos ha permitido reducir significativamente el impacto en la salud por el SARS-COV-2. Hasta el 19 de abril, 15,369 personas permanecen laborando a distancia, las cuales representan el 19.1% de nuestro personal activo y muestra una reincorporación moderada de trabajadores a sus centros de trabajo.

La incidencia de contagios por COVID-19 es de 624 personas confirmadas, cifra menor en 7 casos respecto a la semana anterior (-1.1%) y en 54 casos con relación al cierre de marzo (-8%); de esta manera, se mantiene la tendencia a la baja en este rubro. De los casos confirmados, 11 personas están hospitalizadas, 6 son reportadas estables y 5 delicadas. Se reportan 300 personas con sospecha de contagio, 3 casos más que los 297 reportados la semana anterior (+1%); mientras que, en comparación con el cierre de marzo, esta cifra es menor en 18 casos (-5.7%). Del total de personas en esta condición, 4 se encuentran hospitalizadas, 2 de ellas en condición delicada.

Al 19 de abril se reportan 11,082 personas recuperadas, equivalente al 92.5% del personal contagiado; es decir, 9 de cada 10 personas afectadas han superado la enfermedad; dicha cifra es superior al 79.4% reportado por la Secretaría de Salud a nivel nacional. Durante esta última semana no se registraron fallecimientos por COVID-19, por lo que la cifra de decesos se mantiene en 280. El índice de letalidad es de 2.3%, un 0.2% superior a lo reportado a nivel mundial en el “Informe Técnico Diario COVID-19 México” emitido por la Secretaría de Salud. Los decesos en la CFE representan el 0.1% de los 212,466 reportados a nivel nacional a esta misma fecha.