Con la Guardia Nacional, el Poder Legislativo fortalece a la Federación y a la democracia, afirmó el senador Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política, al dar a conocer el acuerdo unánime de los grupos parlamentarios en el Senado de la República para votar a favor las cuatro leyes reglamentarias que darán operatividad al nuevo cuerpo de seguridad para actuar de inmediato contra la inseguridad, violencia y la delincuencia organizada en el país.

Las cuatro leyes secundarias que le dan fundamento jurídico, son: Ley Orgánica de la Guardia Nacional; Ley Nacional del Registro de Detenciones; Ley Nacional sobre el Uso de la Fuerza, y la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

La propuesta original del Ejecutivo que sirvió de base, fue modificada en más del 70 por ciento de su articulado, con las aportaciones que hicieron organismos internacionales, como la ONU, Amnistía Internacional, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); de organizaciones civiles nacionales y de los propios partidos políticos.

Entre los acuerdos importantes que lograron los coordinadores parlamentarios y representantes del Gobierno Federal (Secretaría de Gobernación y de la Presidencia de la República, destacan los siguientes:

Establecieron que los servicios de la Guardia Nacional sí tendrán un costo para los gobiernos estatales y municipales que los requieran, para lo cual deberán firmar convenios de colaboración.

De acuerdo con el carácter civil del nuevo organismo policial, los soldados y marinos que la conformen solicitarán licencia al Ejército y a la Marina para quedar asignados al nuevo cuerpo policial:

Estarán bajo la jurisdicción del fuero civil y bajo ninguna circunstancia bajo órdenes militares, aunque a todos se les respetarán sus derechos laborales, antigüedad y grados obtenidos:

“Los elementos de las policías Militar y Naval, así como otros de la Fuerza Armada permanente, que sean asignados a la Guardia Nacional conservarán su rango y prestaciones y la ley garantizará que cuando un elemento sea reasignado a su cuerpo de origen, ello se realice respetando los derechos con que contaba al momento de ser asignado a aquella, así como el reconocimiento del tiempo de servicio en la misma, para efectos de su antigüedad”, quedó establecido.

Entre otros cambios pactados, se sacó a los migrantes de la jurisdicción de la Guardia Nacional, por lo que no podrán ser detenidos. Serán “alojados” y el personal que se hará cargo de ellos serán los elementos del Instituto Nacional de Migración.

También se eliminó la propuesta de que Guardia Nacional no ingrese a los recintos portuarios.

El senador del PAN, Julen Rementería del Puerto, precisó que en la fracción IX del artículo 25 de la Ley Orgánica de la GN, se determinó que “funcionalmente” todos los elementos serán civiles, aunque provengan del Instituto Armado.

El coordinador de los senadores del PED, Miguel Ángel Mancera, destacó la importancia de incluir en el texto la frase de “asignación”, al asegurar que se respetan los derechos de los militares que pasen a formar la Guardia Nacional.

El priista Miguel Ángel Osorio Chong, aseguró que no serán afectados los derechos adquiridos por los militares que se incorporen a la Guardia Nacional, porque así se estableció en los transitorios de la Constitución. Confirmó que la figura aceptada por el gobierno fue la licencia y así fue firmada por todos los grupos parlamentarios.

La Sesión Extraordinaria inició a las 15:43 horas de hoy, con la asistencia en el Pleno de 113 legisladoras y legisladores, informó el presidente de la Mesa Directiva, Martí Batres Guadarrama, de Morena.

Durante su desarrollo, los coordinadores parlamentarios del PAN, PRI, PRD, MC, PT, PES, PVEM y de Morena, y senadores sin partido, como el caso de Emilio Alvarez Icaza, ofrecen por separado un posicionamiento sobre las cuatro leyes mencionadas.

Al finalizar, como no habrá reservas para plantear modificaciones al articulado de los documentos en cuestión, se aprobarán en lo general y particular en un solo acto. Así quedó establecido en el acuerdo firmado hoy por la mañana en las oficinas de la Jucopo.

Esto quiere decir que hoy concluirá el Periodo Extraordinario de Sesiones, anunció Monreal Ávila.

Por lo tanto, en el mismo acuerdo, los Grupos Parlamentarios excluyeron la discusión y aprobación de la Ley de Extinción de Dominio, y la abordarán en el Segundo Periodo de Sesiones Extraordinarias a celebrarse a partir del 18 de junio. “Queremos hacer el mismo ejercicio para que haya un consenso amplio sobre esta ley fundamental”, adelantó Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Jucopo.

NOTA: Sólo faltaría votación final…