El pleno del Senado aprobó en lo general y en lo particular con 75 votos a favor; 32 en contra y 7 abstenciones el dictamen para regular la contratación de publicidad.
Este expide la Ley para la Transparencia, Prevención y Combate de Prácticas Indebidas en Materia de Contratación de Publicidad y tiene como objeto promover la transparencia en el mercado de la publicidad, así como prevenir y combatir prácticas comerciales que constituyen una ventaja indebida en favor de personas determinadas, y en perjuicio de anunciantes y consumidores.
Las disposiciones de esta nueva Ley serán aplicables a los actos, contratos, convenios, acuerdos o procedimientos o cualquiera que sea el nombre o denominación que se le dé y que celebren, entre sí, dos o más agentes económicos y contempla el establecimiento de sanciones derivadas del incumplimiento de la normatividad en la materia.

El dictamen promovido por Ricardo Monreal establece que las agencias publicitarias sólo podrán adquirir espacios publicitarios por cuenta y orden de los anunciantes, y en el marco de un contrato de mandato, celebrado por escrito entre ambas partes. Y no podrán adquirir espacios publicitarios por cuenta propia, para su posterior reventa a un anunciante.
En este sentido el documento refiere que, con motivo de las investigaciones de las que fue objeto en 2019 el Consejo de Promoción Turística de México por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), se encontró que, en contratos de publicidad gubernamental celebrados con agencias de publicidad, se alteraron los precios y se efectuaron cobros dobles en los anuncios por parte de las agencias involucradas. Actos que señala fueron denunciados por la UIF ante la Fiscalía General de la República.
Las disposiciones legales establecen que una agencia que presta servicios a los anunciantes no puede simultáneamente prestar servicios a los medios.

En cuanto a las sanciones se contempla que la agencia que no cumpla con esta ley se le impondrá una multa de hasta del 8 por ciento de sus ingresos y propone que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) sea la autoridad competente responsable de sustanciar y procesar las denuncias derivadas de posibles violaciones a las disposiciones de esta ley.
El documento destaca que la publicidad un parte fundamental de la economía de una nación y para muestra señala que en 2015 el mercado de la publicidad en el país ascendía a 148,000 millones de pesos, que representa el 0.75% del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que en Colombia es del 1.7% y en Brasil el 2.0 por ciento.

“Por lo tanto, la publicidad es un mecanismo para el desarrollo de la economía. En 2018 se estimó que, en los últimos cuatro años, la inversión en publicidad pasó de representar el 0.75% al 0.92% del PIB nacional, al generar 1,725 miles de millones de pesos anualmente. Por lo que, México constituye el segundo mercado de América Latina más relevante en términos publicitarios, dado que por cada peso invertido hay un retorno de 17”.

Los senadores Noé Castañón, Nancy de la Sierra y Claudia Ruíz se manifestaron en contra de este proyecto al considerar que contiene medidas anticompetitivas, es inviable e inoperante. Además, cuestionaron el procedimiento con el que las comisiones avalaron el dictamen.