En el ciclo escolar 2017-2018, 3.6 millones de alumnos realizan sus estudios de educación básica en 25 mil 134 escuelas de tiempo completo distribuidas en las 32 entidades federativas.
 
A través de estas escuelas se ofrecen mayores oportunidades de aprendizaje a niños y jóvenes de escuelas públicas, se cuenta con mayor tiempo para actividades de aprendizaje y se impulsa el trabajo colaborativo en las aulas.
 
El número de escuelas de tiempo completo en operación es cuatro veces superior al registrado al inicio de la administración. En 13 mil 638 escuelas se brinda servicio de alimentación en beneficio de 1.6 millones de alumnos; asimismo, 7 mil 895 escuelas de tiempo completo se ubican en zonas rurales y de estas, 2 mil 545 son escuelas indígenas. Con ello, se favorece la inclusión y permanencia en el sistema educativo nacional.
 
Con el propósito de que el servicio de alimentación en los planteles escolares se realice en las mejores condiciones de higiene y nutrición, con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud, se elaboraron normas de sanidad alimentaria y se concluyó una guía básica para la seguridad y autocuidado de la salud. Dichos materiales serán distribuidos a todas las escuelas de tiempo completo en el primer semestre de 2018.
 
Durante 2017 los coordinadores locales del servicio de alimentación de las entidades federativas fueron capacitados en los estándares de competencias de preparación de alimentos para la población sujeta de asistencia
 
En el año que concluye, las escuelas de tiempo completo se consolidaron como espacios seguros donde se promueve la convivencia armónica, se desarrollan habilidades para la salud física y socio emocional y en más de la mitad de ellas se mejora la nutrición.
 
Los resultados de PLANEA 2015 y 2016 confirman el mejor desempeño escolar de este modelo de escuela, ya que las escuelas primarias de tiempo completo con más años consecutivos de permanencia en el programa, presentan mejores resultados de logro educativo.