Durante su participación en la Reunión Nacional de Consejeros Regionales 2022 de BBVA, el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, dibujó lo que algunos observadores políticos-financieros califican como “el otro Mexico”.

Empezó haciendo un breve repaso sobre las condiciones económicas de México:

El mercado laboral que tenemos hoy está sólido; la población ocupada hiló tres meses de crecimiento en abril de 2022, hubo máximos históricos al registrar 57.7 millones de personas.

El empleo se encontró por arriba de la tendencia previa a la pandemia, con 300 mil personas ocupadas más. La tasa de desempleo alcanzó, en abril, su mínimo nivel desde que se tiene registro, 3.1%.

La tasa de participación laboral se ubicó en 60%, ligeramente superior al nivel pre pandemia. Tanto para el caso de hombres como de mujeres, la tasa de participación registra una trayectoria al alza y es superior a las cifras pre pandemia.

El empleo formal, con datos del Seguro Social, lleva 22 meses consecutivos creciendo, y al mes de abril acumuló más de 800 mil empleos desde el inicio del sexenio. Con cifras del mismo IMSS, 26 entidades recuperaron su nivel de empleo pre pandemia en abril, siendo Tabasco, Baja California Sur y Nayarit, aquellas con mayor avance.

Las entidades con mayores crecimientos anuales en el empleo formal, en abril, fueron Ciudad de México, Nuevo León y Jalisco, las cuales en conjunto aportaron 29% de la creación de empleo total.

Con respecto a la recuperación económica, en el primer trimestre de 2022, el nivel del PIB se encontró en 98% del nivel pre pandemia. Nos ha costado trabajo alcanzar el nivel pre pandemia por la fuerte caída que tuvimos en 2020, y después la falta de cadenas de suministro en las industrias que son las que más rápido responden a las caídas del PIB, en la etapa de recuperación.

Los sectores que más impulsaron la economía fueron: manufactura, comercio, y los servicios de transporte. La industria manufacturera hiló tres trimestres de expansión con un crecimiento promedio trimestral de 1.1%; los servicios comerciales, de transporte, inmobiliarios y de alojamiento, y preparación de alimentos, registraron siete trimestres de expansión consecutiva. Necesitamos más espacios de tiempo para alcanzar plena recuperación de todos estos sectores, trimestres que, a veces, se han visto afectados por un incidente o por otro, ya sea epidemia, pandemia o algún otro incidente, como ustedes ya lo saben.

El crecimiento económico regional continúa avanzando; hay nueve entidades de la Federación que recuperaron su nivel pre pandemia en 2021, destaca: Baja California y Tabasco, con crecimientos durante seis trimestres al hilo; 19 entidades registraron, en 2021, un crecimiento económico anual por encima del nacional, 4.8%, tales como Nayarit y Quintana Roo.

La mayor recuperación, respecto a niveles pre pandemia, se observó en el sector agropecuario, en donde 26 entidades ya se encuentran completamente recuperadas.

En el sector servicios, la Ciudad de México, Coahuila y Campeche, son las entidades que mostraron los mayores rezagos de su nivel pre pandemia. Por su parte, Quintana Roo ya se recuperó completamente, en línea con los avances del turismo. En el sector industrial Tabasco, Baja California y Nayarit, tienen una recuperación superior a 10% de su nivel pre pandemia.

La inversión, lo más difícil, da señales de recuperación, se observan efectos por la repatriación de plantas de Asia hacia Norteamérica, y México en concreto. La inversión extranjera directa, en el primer trimestre, registró el mayor nivel para un primer trimestre desde que se tiene registro; destacan las nuevas inversiones con un máximo histórico de ocho mil 792 millones de dólares para el primer trimestre.

La inversión en maquinaria y equipo está 16% arriba del nivel pre pandemia, y con crecimientos acumulados de 5.7% en el año. La inversión extranjera directa en las entidades fronterizas registra, en el último año, una expansión de 36%, la cual es superior a la nacional, que es de 27%.El empleo formal en el norte del país está 5.4% por encima del nivel pre pandemia, superior al promedio nacional de 1.9%. El sector externo muestra fortaleza, el saldo de viajeros internacionales registró, en marzo de 2022, un máximo histórico, con lo que superó 4% el nivel pre pandemia.

El valor de las exportaciones de manufacturas registró, en abril, una expansión de 5.2% con respecto al cierre de 2021. Las exportaciones petroleras alcanzaron su nivel más alto desde febrero de 2014, al crecer 48.7% en abril, respecto a diciembre del año pasado, gran parte de esto es por el aumento de precios de los energéticos.

Las finanzas públicas se mantienen sólidas, y la deuda pública con respecto al PIB se mantiene estable. Las cifras a abril, muestran fortaleza en la recaudación, destaca el ISR con un desempeño mejor al presupuestado; se han recaudado 112 mil millones de pesos más, 18% más en términos reales que el año anterior. El IVA, tras un primer trimestre complicado, se recuperó en abril, y se ubica prácticamente en línea con lo programado.

Los ingresos por IEPS, en materia de gasolina, están por debajo del programa presupuestal con el objetivo de aminorar el impacto de los energéticos en la inflación general, 68.5 miles de millones de pesos por debajo de lo programado para enero-abril.

El nivel de deuda se ubica en 45.2% del PIB, favorecido por la estrategia de manejos de pasivos en mercados nacionales e internacionales.Habrán notado ustedes dos cosas en este breve repaso: la primera es que nos estamos comparando con el nivel pre pandemia, la razón es que como ha ocurrido en otras fluctuaciones fuertes inducidas por un motivo externo, en el año 2020 caímos 8.2%, y fue una caída que superó la caída de los años noventa y la caída de 2008. Además de que no solamente fue una caída en el nivel de actividad, sino que vino acompañada de serias presiones sobre el sistema de salud, y una demanda imperiosa porque el gobierno reaccionara con una estrategia consistente. Este es el nivel pre pandemia sobre el cual nos estamos comparando.

La segunda cosa que notarán ustedes, en este breve repaso, es que estamos haciendo mención de diferentes entidades federativas y diferentes sectores. La razón es que esto ilustra la diversidad de la oferta productiva de México, es de los pocos países que tienen estos amplios resortes en sectores como turismo, servicios de transporte, industria manufacturera, más allá de la industria automotriz que sigue siendo una manufactura fuerte, y otros servicios en donde estamos apostándonos.

De tal manera que es una economía que no diría yo que está en una situación ideal para una gran crisis como la que tuvimos en 2020, pero es una economía bastante diversificada que puede echar mano de diferentes sectores.

Me hacía notar hace un momento el secretario de Agricultura que en la balanza comercial agropecuaria seguimos estando en un superávit importante, siendo que somos importadores de productos agropecuarios en gran medida.

Acompaño todo esto con el mensaje del Presidente de la República para el Consejo Regional de BBVA, es un mensaje de apoyo al desarrollo de sus planes de negocios, de dar certidumbre, como la dio en la Convención Bancaria de Acapulco, recientemente, en donde mandó el mensaje de que por el resto de esta administración, esta administración no está pensando en hacer ajustes en los niveles de comisiones bancarias, siendo que es un tema recurrente, tanto en los círculos políticos fuera del gobierno como en el Congreso y en el Senado de la República.

Por parte de la administración queremos darles certidumbre. También queremos darles certidumbre de que estamos inmersos en un programa de inclusión financiera, porque los programas sociales de esta administración, a diferencia de los anteriores, no están pasando por un aparato burocrático que administra la dotación de beneficios a sectores y a individuos, por esa razón es que son mensajes y dispersiones a título universal, y es entrega directa. La entrega directa nos está creando individuos que están recibiendo apoyo bajo diferentes conceptos que son bancables en algún momento, y esto nos da una capa potencial de expansión para el sector bancario, que ofrece grandes oportunidades, así como también requiere de grandes inversiones.

Hasta aquí la exposición del secretario de Hacienda ante los banqueros del BBVA.

¡Y millones de personas quejándose de la crisis económica y de la miseria en qué se encuentran! Exclaman los susodichos observadores.