 Al llegar las primeras noticias del brote de Covid-19, el Conacyt se coordinó con las autoridades sanitarias, que empezaron a prepararse desde el 3 de enero de 2020.

 A partir de las primeras semanas de la emergencia sanitaria, el Conacyt ha puesto en marcha más de 35 proyectos de investigación y desarrollo tecnológico, con metas a corto, mediano y largo plazo.

 Integrante del Consejo de Salubridad General, el Conacyt coordina las capacidades nacionales en ciencia y tecnología para contribuir en el combate a la pandemia.

 El Consejo hace un llamado a la comunidad científica para que participe en el Proyecto Nacional de Investigación e Incidencia (Pronaii) sobre Covid-19.

Ciudad de México, a 2 de abril de 2020.

Desde las primeras noticias sobre la aparición del brote de un nuevo coronavirus, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) estableció una vinculación cercana y una coordinación constante con las autoridades de salud. Éstas, cabe mencionar, empezaron a prepararse desde el 3 de enero, apenas unos días después
del anuncio oficial del nuevo brote.

Como cabeza de sector en ciencia, tecnología e innovación y como integrante del Consejo de Salubridad General, el Conacyt ha emprendido hasta el momento 35 acciones estratégicas para contribuir, desde la investigación científica y el desarrollo tecnológico, en la búsqueda de soluciones para combatir la pandemia de Covid-19 en

México, en colaboración con las políticas establecidas por la Secretaría de Salud. Se trata de medidas de acción inmediata y coyuntural y, también, de proyectos de mediano y largo plazo.

Entre ellas, sobresale el lanzamiento de un Pronaii (Proyecto Nacional de Investigación e Incidencia) específico para el Covid-19. El objetivo de este Pronaii es convocar a la comunidad científica y a los sectores privado y social para que presenten propuestas y colaboren de manera conjunta en el combate a la pandemia.

Los proyectos de largo aliento están orientados a la investigación de las causas que, de raíz, inciden en la proliferación reiterada de patógenos y virus desconocidos, con efectos nocivos para la salud pública. También incluyen el análisis transversal y multifactorial de las condiciones sociales, económicas, de estilo de vida y alimentación predominantes en amplios sectores de la población y que, ante la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19, han visto recrudecidas sus condiciones de riesgo y vulnerabilidad.

Las acciones emprendidas se suman a la participación activa del Conacyt con la Secretaría de Salud, encabezada por el Dr. Jorge Alcocer, y con la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, dirigida por el Dr. Gustavo Reyes Terán, para contribuir con la aplicación de los lineamientos de políticas de Estado en materia de salud ante la emergencia del Covid-19. El Conacyt colabora, también, en los ensayos clínicos para determinar la efectividad de tratamientos de algunos fármacos. Otra serie de acciones las
implementa el Conacyt mediante la articulación de las capacidades y fortalezas de sus 26 Centros Públicos de Investigación (CPI), distribuidos a lo largo y ancho del país.

Para el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología es de vital importancia la participación de la comunidad científica de México en el desarrollo de investigación de frontera en los campos de conocimiento vinculados con la proliferación de epidemias y pandemias víricas. Orientado por los principios de ética científica, honestidad, compromiso social y ambiental, el Conacyt continuará apoyando el desarrollo científico y tecnológico que contribuya a entender y combatir el origen multifactorial de las pandemias y su potencial correlación con fenómenos como el deterioro ambiental; la invasión humana e industrial de los hábitats de animales hospederos de virus; la proliferación de toxicidades, de manera especial en las cuencas de agua, así como los hábitos de vida nocivos y la alimentación industrializada que han favorecido la multiplicación de enfermedades crónicodegenerativas entre la población, como el cáncer, la diabetes y la hipertensión, padecimientos que han destacado en las últimas semanas como factores de comorbilidad entre los infectados por el virus SARS-CoV2. Ciencia Por México.