La Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el Gobierno de Puebla construyen de forma coordinada la agenda hídrica para la entidad, donde destacan acciones en materia de gestión de riesgos derivados de la ocurrencia de fenómenos hidrometeorológicos, así como para el abastecimiento de agua potable para los distintos usos y el saneamiento de sus cauces.

Así lo afirmó el director general del Organismo de Cuenca Balsas (OCB) de la Conagua, José Luis Acosta Rodríguez, durante una reunión de trabajo con la secretaria de Gobernación del estado de Puebla, Ana Lucía Gil Mayoral, donde también participó la directora local de la Conagua en Puebla, Beatriz Torres Trucios, quienes acordaron definir puntos de riesgo de inundación en el estado de Puebla y fortalecer la coordinación institucional para la prevención y atención de emergencias hídricas.

Por otra parte, al presidir la primera reunión del Grupo de Trabajo Específico de Infraestructura de Saneamiento del río Atoyac de Puebla, junto con el director general del Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Puebla (SOAPAP), Gustavo Gaytán Alcaraz; el director técnico de Comisión Estatal de Agua y Saneamiento (CEAS) del Estado de Puebla, Manuel Osorio López; la secretaria de Medio Ambiente, Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial de Puebla, Beatriz Manrique Guevara, y el encargado de la delegación estatal de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Fernando Silva Triste, el titular del OCB señaló que estos encuentros se derivan de la agenda hídrica, que previamente se definieron con el Gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, para su análisis y atención.

José Luis Acosta destacó que entre los acuerdos que se tomaron en la primera reunión del Grupo de Trabajo Específico, se encuentra el realizar un intercambio de información entre los participantes, para integrar un diagnóstico conjunto en materia de agua potable y saneamiento, enfocado inicialmente para la zona conurbada de Puebla, con la finalidad de que de dicho diagnóstico derive en acciones prioritarias.

Asimismo, se acordó realizar un análisis del marco legal y normativo sobre las redes que descargan a los sistemas municipales o a los cuerpos de agua, para definir atribuciones.

Por otra parte, coincidieron en revisar los planes estatales en materia de infraestructura, así como elaborar una cartera de proyectos y realizar un diagnóstico de las plantas de tratamiento de aguas residuales, iniciando con un programa de recorridos a esas infraestructuras.

Adicionalmente, se formularán las bases para un programa de pretratamiento de aguas residuales industriales. Mientras que la Conagua y la CEAS de Puebla, impulsarán la revisión de los permisos de descarga de las plantas de tratamiento municipales, promoviendo la regularización con las nuevas administraciones municipales.

Con estos acuerdos, la Conagua, en coordinación con los tres órdenes de gobierno, refrenda su compromiso de fortalecer las acciones e infraestructura de saneamiento en el estado de Puebla, para contribuir a un mejor ambiente para la población.