• Destaca el secretario de Bienestar que el Gobierno de México inició una transformación tras 40 años de abandono del campo que provocó la expulsión de migrantes
• Los programas sociales antes tenían sello de corrupción y de uso clientelar; ahora son derechos sociales que se entregan sin intermediarios, destaca
• Subraya que la población vulnerable y las comunidades en situación de rezago son ahora el centro de la agenda del bienestar

Con los programas prioritarios del gobierno federal, en la región fronteriza de Baja California, Coahuila, Chihuahua, Nuevo León, Sonora y Tamaulipas se ha beneficiado a un millón 438 mil 556 derechohabientes, con una inversión social de 22 mil 417 millones de pesos, informó el secretario de Bienestar, Javier May Rodríguez.

Desde Tecate, Baja California, y ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, el servidor público recordó que durante 40 años las regiones marginadas han sido expulsoras de migrantes porque fue abandonado el campo mexicano.

Junto al gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, y la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, Javier May detalló que en los estados de la frontera norte, a través de la Pensión para las Personas Adultas Mayores se atiende a un millón 270 mil 113 derechohabientes, lo que representa una inversión total de 19 mil 900 millones de pesos en lo que va del año.

En la sede del Palacio Municipal de Tecate, en donde también estuvieron la subsecretaria de Desarrollo Social y Humano, Ariadna Montiel Reyes, y la alcaldesa Zulema Adams, May Rodríguez agregó que con el programa de Personas con Discapacidad Permanente se atiende a 136 mil 374 sujetos de derecho de los estados que conforman la frontera norte, con una inversión acumulada de 2 mil 100 millones de pesos.

Indicó que en el programa de apoyo para Niñas y Niños, hijos de Madres Trabajadoras, se da cobertura a 32 mil 69 personas beneficiarias en las entidades fronterizas de esta región, con una inversión social de 307 millones de pesos.

El titular de la Secretaría de Bienestar aseveró que los programas sociales que antes tenían sello de corrupción, de uso clientelar y corporativo, ahora en la Cuarta Transformación son derechos sociales que se entregan de manera directa, sin intermediarios.

Al subrayar que la población vulnerable y las comunidades marginadas son ahora el centro de la agenda del bienestar, May Rodríguez expuso que específicamente en Baja California son atendidos, mediante los programas prioritarios, 194 mil 62 derechohabientes, de los cuales 60 por ciento son mujeres y 40 por ciento hombres, con una inversión de tres mil 277 millones de pesos.

En el municipio de Tecate, apuntó, se ha realizado una inversión anual de 125 millones 584 mil pesos, en beneficio de siete mil 401 derechohabientes por medio de los programas de Pensiones para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores y de las Personas con Discapacidad Permanente.

Por otro lado, el secretario de Bienestar expuso que la pobreza y la marginación son resultado del olvido de los gobiernos neoliberales que entendían el desarrollo únicamente por la riqueza acumulada en unos cuantos, pero que dejaron a comunidades y regiones enteras sumidas en la desesperanza.

Por eso el Gobierno de México inició una transformación que coloca en el centro de las políticas públicas de bienestar a la población de mayor vulnerabilidad, dijo en un evento de evaluación de programas para el bienestar y zona libre de la frontera norte.

Se refirió a las dificultades que enfrentan los migrantes para reunirse con sus familias y del anhelo que los mueve para dar a sus seres queridos una realidad diferente a la que vivieron durante décadas de olvido.

“Por ello saludo desde aquí a nuestros hermanos y hermanas migrantes, cuya mayoría tiene raíces campesinas. Lo sabemos por nuestra experiencia en las comunidades de diferentes partes del país, donde estamos trabajando”, manifestó.