• El Gobierno de México hace un llamado a no confundir a la población con versiones que carecen de sustento.

Una de las fuentes de abastecimiento de agua en el estado de Nuevo León es la presa El Cuchillo, la cual aporta el 9% del recurso que se emplea en el estado. El resto lo suministran los acuíferos y otras fuentes superficiales. La Presa El Cuchillo se ubica sobre el río San Juan, cauce que también abastece a la presa Marte R. Gómez, ubicada en el estado de Tamaulipas.

Actualmente, la Presa El Cuchillo se encuentra al 100.4% de su capacidad (equivalente a mil 127 millones de metros cúbicos −Mm3−) y la Marte R. Gómez al 112.3% (con 878 Mm3), lo que representa un volumen total de 2 mil 005 Mm3.

Nuevo León requiere 182 Mm3 para consumo humano y agrícola, mientras que de la presa Marte R. Gómez se emplean 580 Mm3 para riego del Distrito de Riego 026 Bajo Río San Juan, ubicado en Tamaulipas. En otras palabras, la demanda de los usos conjuntos de ambas presas representa el 38% del volumen disponible en las mismas.

El alto nivel de llenado de ambos embalses es producto de las lluvias que dejó el huracán Hanna. Para permitir que las dos presas puedan seguir captando agua durante la temporada de lluvias de invierno y ayudar al control de inundaciones, se requiere mantener su almacenamiento en un nivel adecuado.

Esto se hará garantizando que Nuevo León siga teniendo plenamente asegurado el suministro de agua para su población, sus actividades agrícolas e industriales. Por ello, los señalamientos que han vertido algunas personas en el sentido de que se dejará sin agua a Nuevo León para abastecer a Tamaulipas carecen de todo sustento técnico.

El Gobierno de México hace un llamado a todos los actores locales para no confundir y preocupar innecesariamente a la población con información falsa.

El Gobierno de México seguirá actuando con base en criterios técnicos y legales, con el firme propósito de garantizar el Derecho Humano al Agua, la continuidad de las actividades productivas en todas las cuencas, la protección de las personas y su patrimonio, así como la seguridad de la infraestructura hidráulica.