Durante la 41° Sesión Extraordinaria del Consejo de Administración de la Comisión Federal de Electricidad — celebrada vía remota— encabezada por la secretaria de Energía, Rocío Nahle García, y el director general de la CFE, Manuel Bartlett Díaz, fueron presentados cambios y adecuaciones al modelo y mecanismos de contratación de obra pública con el Fideicomiso Maestro de Inversión de la CFE.

Miguel López López, coordinador de Administración y Servicios, presentó los cambios en el modelo, cuyo objetivo es mejorar la planeación y definición de necesidades, el diseño de los proyectos y el costeo de insumos, así como la gestión de contrataciones y el adecuado seguimiento a la ejecución de obras de ingeniería.

El análisis para dicha propuesta se basó en un grupo multidisciplinario conformado por representantes de la oficina del Abogado General, Auditoría Interna, Coordinación de Control Interno, Dirección de Finanzas, Coordinación de Administración y Servicios, y la Dirección de Ingeniería y Proyectos de Infraestructura. Examinaron los procesos núcleo de contratación de obras y servicios de la CFE.

Miguel López expuso que el hallazgo principal del análisis es que todas las etapas del proceso de contratación de obras y servicios se encuentran concentradas en la Dirección Corporativa de Ingeniería y Proyectos de Infraestructura (DCIPI). Se planteó que las funciones técnicas de planeación, diseño y seguimiento estén separadas de la función administrativa de contratación, como un mecanismo de control interno institucional que evite el riesgo de que los procedimientos de contratación sean dirigidos desde la planeación del proyecto. Permitirá hacer más eficientes los procedimientos de contratación, lo cual se traducirá también en ahorros para la empresa y eliminación de la corrupción.

Ante los miembros del Consejo se presentó una propuesta estructural para separar el área contratante del área técnica, cuyo fin es asegurar que los proyectos se encuentren alineados al Plan de Negocios de CFE y sean congruentes entre sí.

Con este cambio en la estructura orgánica se propuso que el Comité de Control Interno dé seguimiento para asegurar que la ejecución de las obras se realice de manera eficiente. Además, vigilará el cumplimiento, por parte de los contratistas, de los términos establecidos en el contrato. Finalmente, identificará los conflictos políticos y sociales que puedan poner en riesgo la viabilidad de los proyectos.

En este sentido, el director general, Manuel Bartlett, afirmó que estos cambios en la estructura han tenido gran resultado (como el caso de la restructuración en materia de compras de bienes y servicios), resaltó que antes no se tenía ningún control y que estos nuevos mecanismos permiten tener una inteligencia de mercados, traducida en ahorros significativos para la CFE.

Destacó que este cambio en el modelo reforzará el área de ingeniería en proyectos propios de la empresa, con técnicos de primera, y apoyará al Gobierno Federal, como en el caso del rescate de cuerpos en la mina Pasta de Conchos. La propuesta de modificación al estatuto orgánico fue aprobada por unanimidad.

Por su parte, Miguel Santiago Reyes Hernández, director general de CFEnergía, expuso el nuevo mecanismo de contratación y desarrollo de los proyectos de generación a cargo del Fideicomiso Maestro de Inversión (FMI). Permitirá tener mejor eficiencia con una economía de escala en beneficio de la CFE, así como el desarrollo tecnológico en las plantas de generación.

Recordó que el FMI tomó como base el Plan Contracíclico de Inversión en Infraestructura para recuperar la capacidad de generación y garantizar la seguridad energética. El objetivo es que la CFE provea el 54% de generación de energía eléctrica de México en 2024 y para ello se plantean dos directrices:

Desarrollo de infraestructura de seis centrales eléctricas y la ampliación del parque de generación.
Autofinanciamiento, a través del uso de utilidades acumuladas y futuras de CFEnergía y recursos de capital de emisiones de la Fibra E.

En la exposición participó Miguel López López, quien explicó que a través del modelo Technology, Engineering, Procurement and Construction (TEPC), se tendrán las condiciones para desarrollar un proyecto de infraestructura cuyas ventajas apuntan a la obtención de mejores ofertas y de mantenimiento correctivo y preventivo. Además, contribuye a una economía de escala, por el uso de una sola tecnología en los proyectos de infraestructura. Para el proceso de contratación, por medio de dos comités se realizarán las evaluaciones técnicas y económicas; el director general tendrá voto de calidad en ambos.

Bartlett Díaz reconoció el trabajo hecho en los Consejos de Administración y resaltó el valor de los comités especializados para desahogar temas como los nuevos mecanismos de licitación de obras. También hizo un llamado a continuar la lucha contra la corrupción por medio de mejores prácticas con el Auditor Interno, que debe servir como instrumento para vigilar a toda la empresa.

Por otro lado, se sometieron a aprobación, y fueron aprobados por unanimidad, los nombramientos del Ricardo Gutiérrez Calderón, para ocupar la Auditoría Interna de la CFE, y de Frank Viveros Ballesteros, para asumir el cargo de la Subdirección de Evaluación de Proyectos de Inversión.