Al fin se destraba en el Congreso de la Unión el periodo extraordinario para desafueros de Saúl Huerta y Mauricio Toledo.

El dictamen fue avalado, en comisiones de la Comisión Permanente, con 13 votos a favor de Morena, PAN, PRI, PES y PVEM, mientras que los senadores Manuel Añorve (PRI) y Noé Castañón (MC) votaron en contra.

El tema se había pospuesto en varias ocasiones, lo que había creado cierto malestar, pero hoy se alcanzó la votación necesaria para aprobar el dictamen en comisiones.

El tema se deberá presentar en la sesión de la Comisión Permanente, para que por mayoría calificada se convoque a dicho periodo.

A propuesta de Morena, se incluyó que en el periodo extraordinario se vote una iniciativa de reforma a la Ley federal de juicio político y declaración de procedencia, con la que se permitirá a la mayoría de la Cámara de Diputados enjuiciar a cualquier servidor público. Dicha propuesta fue rechazada por la oposición, pero las reservas se plantearán en el pleno.