La secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, presidió la ceremonia de firma del Memorándum de entendimiento de colaboración técnica y estratégica entre la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos de América (USPTO) y el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI). Este acuerdo, por su naturaleza, es el primero en ser suscrito por dos naciones para hacer más eficiente la revisión de las patentes, reconociendo su carácter global. La firma del Memorándum contó con la presencia, como testigos de honor, del Secretario de Comercio de EUA, Wilbur Ross, y del Embajador de EUA en México, Christopher Landau.

Graciela Márquez destacó que la colaboración con la USPTO se alinea con los compromisos internacionales del Gobierno de México contenidos en el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) en lo referente a la propiedad industrial y se suma a las acciones que buscan la inclusión, la diversificación y el desarrollo en materia económica.

Por su parte Juan Lozano, Director General de IMPI, indicó que la firma de este instrumento de colaboración manda la señal al mundo de que las patentes son motores de desarrollo que unen a las naciones y les permiten estrechar lazos de hermandad.
Asimismo, señaló que esta iniciativa mexicana sin precedentes permitirá que, al momento de revisar una solicitud de patente, el IMPI retome el trabajo realizado previamente por la USPTO cuando la solicitud haya sido presentada y revisada inicialmente en los Estados Unidos. De esta forma el Instituto enfocará el potencial de sus recursos humanos a la revisión de solicitudes de patentes de los creadores mexicanos acelerando la innovación nacional. Bajo la premisa de que las patentes promueven la generación de empleos y sus beneficios deberían llegar a todos los lugares del mundo, Lozano refrendó el compromiso del IMPI para hacer más ágil el proceso de otorgamiento de las patentes.

El Embajador Christopher Landau expresó: “Esta forma de cooperación en propiedad intelectual, prevista en el T-MEC, beneficiará a los innovadores en los Estados Unidos y México, ayudándonos a hacer de América del Norte la zona económica más competitiva y dinámica del mundo para las generaciones futuras”.

Por su parte, el Secrtario de Comercio norteamericano, Wilbur Ross señaló: “La relación económica entre los Estados Unidos y México impulsa el crecimiento, las oportunidades y el empleo para millones de ciudadanos en ambos países”.