El senador Ricardo Monreal confía en que su partido privilegie la democracia interna, que sería un elemento de consolidación del Movimiento.  Se atiene a que el presidente López Obrador, más allá de consentidos o no, haga honor a su palabra de no inmiscuirse en la vida del partido y que impulse que el candidato sea electo por encuesta.

Esto lo dijo después de la presentación del primer tomo de uno de sus últimos libros, de 34, “Las grandes reformas para el cambio de régimen. Tres años de trabajo legislativo”, que encierra las reformas constitucionales y legales que se han aprobado en estos tres años en que inició el proceso de la cuarta transformación.

Tenemos mucho trabajo en ambas cámaras, dijo, que hay que recalcar que no lo dejó a un lado, esta presentación ya estaba programada. En Puebla de los Ángeles fue el primer acto de arranque del libro.

Por la gran expectativa que ha causado su definición política, es obvio que le preguntaron  sobre la sucesión presidencial. En cada foro, en la calle, en el Senado, en muestras de festivales o en el Tenampa, Monreal Ávila ha dejado clarísimo que no, que nunca se confrontará con el Presidente de la República. Probablemente la convocatoria “se vendrá dando hacia octubre del 2023”, falta mucho todavía, dijo.  “Pero yo he señalado que Morena debe de realizar una revisión a sus procesos de selección de candidatos para que no nos divida y para que no nos fracture”.

Previsor, sugiere que “es el momento de iniciar procesos de elecciones primarias, que en todo el mundo se realiza”. Y recordó que en “México las ha realizado. En algunos casos los otros partidos acudieron a la consulta popular, a la consulta a la base, a la consulta de delegados”

Y regresó a su primera frase, aunque suene redundante, para dejar claro, creo: “Yo nunca voy a contradecir al Presidente de la República. Él cree que es a través de la encuesta. Siempre lo voy a respetar. Nunca voy a confrontarme con él, pero creo que hay que profundizar la vida democrática de Morena”.