· En reunión, los secretarios Víctor Villalobos Arámbula y Graciela Márquez Colín definieron integrar un grupo de trabajo para el seguimiento puntal de los temas coyunturales que incidan en el cumplimiento de los acuerdos a favor de la cadena productiva y comercial del tomate.

· México tiene más de cien años de exportar tomate a Estados Unidos, comercio que a la fecha lo integran 700 exportadores mexicanos, con la aportación a la balanza comercial agropecuaria de dos mil millones de dólares y una importante generación de jornales y empleos.

Los secretarios de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, y de Economía, Graciela Márquez Colín, se reunieron con productores y agroindustriales del tomate, con el propósito de fortalecer acciones conjuntas en la preparación de protocolos y logística de frente al nuevo Acuerdo de Suspensión y el proceso para la exportación de la hortaliza al mercado de Estados Unidos.

En el encuentro, desarrollado en la sede de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), se definió la integración de un grupo de trabajo con el acompañamiento de las instancias del Gobierno Federal, incluyendo Aduanas, y una agenda para el seguimiento puntal de los temas coyunturales que incidan en el cumplimiento de los acuerdos a favor de la cadena productiva y comercial del tomate.

El titular de la Sader, Víctor Villalobos, afirmó que en este proceso de negociación el Gobierno de México, a través de diferentes dependencias federales, han realizado reuniones y diligencias con sus contrapartes en Estados Unidos (Departamentos de Comercio y Agricultura), tendientes a equilibrar los criterios bajo el principio de un comercio agroalimentario libre, equitativo y justo.

Precisó que luego del nuevo Acuerdo de Suspensión del Tomate habrá temas en los que se fortalecerá el acompañamiento del gobierno, como en sanidad e inocuidad, esquemas de capacitación a productores y logística en la zona fronteriza, entre otros, dejando en claro que hay una responsabilidad compartida y que cuentan con todo el apoyo de las instituciones.

La secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, señaló que en esta coordinación de acciones resalta el compromiso de preparar una línea discursiva sólida para tener los acercamientos necesarios con las autoridades de Estados Unidos, y consolidar acuerdos con beneficios mutuos para las partes.

En la reunión, los secretarios Víctor Villalobos y Graciela Márquez designaron a los subsecretarios de Agricultura, Miguel García Winder, y de Comercio Exterior, Luz María de la Mora Sánchez, como los representantes de Agricultura y Economía en las mesas de trabajo con productores y agroindustriales de tomate.

Los representantes de productores y agroindustriales de la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa, Rosario Antonio Beltrán, del Consejo Agrícola de Baja California, Salvador García Valdés, y de la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida, Guillermo Jiménez, destacaron el apoyo del Gobierno de México en el tema del tomate, “lo que nos consolida como un frente unido, como sector productivo y como país”.

Coincidieron en la importancia de unir esfuerzos y seguir trabajando en equipo en este nuevo acuerdo de cinco años, en el que se reforzarán mecanismos de certificación de calidad con el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), y un trabajo de mayor coordinación con Aduanas.

Apuntaron que México tiene más de cien años de vender tomate a Estados Unidos, comercio que a la fecha lo integran 700 exportadores mexicanos, con la aportación a la balanza comercial agropecuaria de dos mil millones de dólares y una importante generación de jornales y empleos.

http://www.gob.mx/agricultura