· Habrá una caja transparente para el manejo de las plazas y los distintos trámites de las maestras y los maestros que, por distintos motivos, eran causa de extorsión, abuso y corrupción.

· Se dará un enfoque humanista, social, crítico y comunitario a los planes y programas oficiales de estudio.

· La SEP reconoce la participación de los distintos actores del sistema educativo, así como sus aportaciones en la construcción del Acuerdo Educativo Nacional y la legislación reglamentaria del Artículo Tercero Constitucional.

El Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, aseguró que, con la aprobación de la Ley General de Educación; la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y Maestros, y la Ley para la Mejora Continua de la Educación nadie va a poder meter mano en la asignación de plazas y se terminará con la corrupción y abuso al magisterio.

“Queremos acabar con la corrupción en el sector educativo, abajo y arriba, como dice el señor Presidente. Desafortunadamente encontramos en la Secretaría de Educación Pública, en todo el sistema educativo nacional, lo que yo le llamo el huachicol educativo. Con estas leyes vamos a poder terminarlo”, aseguró.

Tras reconocer la labor legislativa en las cámaras de Diputados y Senadores, Moctezuma Barragán reiteró que, por fin, habrá una caja transparente para el manejo de la asignación de plazas y los distintos trámites de las maestras y los maestros que, por distintos motivos, eran causa de extorsión, abuso y corrupción por parte de la autoridad educativa y las representaciones sindicales.

Además, explicó que la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y Maestros es un tipo de carrera magisterial mejorada, con la que el personal docente no tendrá que separarse de su labor frente a grupo para obtener un sueldo mejor, y acceder a puestos de dirección o supervisión, mediante un escalafón horizontal.

“Estamos muy contentos, ya fue aprobada en el Senado de la República toda la reforma que contiene tres leyes para complementar los cambios que tuvo el artículo tercero constitucional para mejorar la educación pública, con los dos criterios básicos que ha definido el señor Presidente de la República: equidad y excelencia”, externó.

El titular de la SEP dijo que los resultados en los procesos de admisión, promoción y reconocimiento se realizarán, en actos públicos, con la participación de todos los involucrados.

La aprobación de las leyes secundarias en materia educativa, dijo, serán la base para formar mexicanos incorruptibles, orgullosos de su país, productivos, y priorizarán el interés superior de niñas, niños, adolescentes y jóvenes en su derecho a la educación de calidad, universal, pública, gratuita y laica. Asimismo, garantizan el ejercicio de derechos educativos, culturales y lingüísticos a todas las personas, pueblos y comunidades indígenas o afromexicanas, migrantes y jornaleros agrícolas.

El funcionario recordó que las leyes aprobadas por el Congreso eliminan cualquier efecto punitivo de las evaluaciones vinculadas a la permanencia en las plazas de maestras y maestros, y rechazó que el Estado haya cedido el poder de éstas a las representaciones sindicales. “El Estado es el rector de la educación y asume el control de las plazas en todo momento; los sindicatos, aclaró, sólo actuarán en defensa de los derechos laborales”, subrayó.

Moctezuma Barragán rechazó que las reformas constitucionales abran la puerta a enseñanza de contenidos ajenos en los planes y programas oficiales. En la elaboración de planes de estudio se buscará, ante todo, un enfoque humanista, social, crítico, comunitario e integral de la educación.

En este sentido, dijo, “queda prohibida la distribución, promoción, difusión o utilización de materiales que no estén expresamente autorizados por la SEP “.

Aclaró también que no quedan desechadas las evaluaciones para docentes. Transitamos ahora a una evaluación diagnóstica, formativa e integral, que reconoce el derecho del personal docente, directivo o de supervisión, a mejores opciones en el desarrollo de su labor, de manera voluntaria.