Durante el segundo día de actividades de la delegación del Ministerio de Asuntos Civiles (MAC) de la República Popular China en México, funcionarios de ambos países se dijeron dispuestos a renovar los instrumentos de cooperación que existen actualmente.

Tang Chengpei, viceministro de Asuntos Civiles, aseguró que esta visita de trabajo demuestra “el interés y confianza de seguir con la cooperación con México” y en ese sentido se pronunció a favor de renovar el memorándum de entendimiento en materia social firmado en 2013 con fecha de vencimiento para marzo de 2020.

En su ponencia, Chengpei explicó que los programas de asistencia social son relevantes ya que aproximadamente 13 millones de ciudadanos chinos salen de la pobreza al año, con una política cuyo objetivo es garantizar la satisfacción de las necesidades básicas de su población, con el Estado como principal actor, pero alentando la participación de otros sectores de la sociedad.

Explicó que tres de los ocho programas prioritarios de asistencia social de China están a cargo del Ministerio de Asuntos Civiles.

El primero es un apoyo que se otorga a las a las familias que a pesar de hacer el esfuerzo no pueden satisfacer sus necesidades básicas. En 2018, 45 millones de personas recibieron este apoyo, de las cuales 10 millones están en ciudades y 35 millones en zonas rurales.

El segundo se da a personas con extrema dificultad, adultos mayores, personas menores de 16 años y personas con discapacidades graves. A todos ellos se les brindan cuidados y asistencia médica. Al respecto recordó que en su país hay 86 millones de personas con alguna discapacidad de las cuales 11.95 millones se consideran con discapacidad grave.

Asimismo, el ministerio administra el programa de apoyo temporal dirigido a personas que, por accidentes, desastres naturales, enfermedades crónicas entre otras causas, ven disminuido su patrimonio.

En su oportunidad la Subsecretaria de Desarrollo Social y Humano, Ariadna Montiel Reyes explicó que en México hay 7.1 millones de personas con discapacidad, pero la Pensión para el Bienestar de Personas con Discapacidad llega a un millón porque se enfoca principalmente en niñas, niños y adolescentes, pero si se toma en cuenta a los adultos mayores que reciben transferencias del gobierno, se puede decir que 60 por ciento de discapacitados reciben algún apoyo gubernamental.

Durante su participación, José Nabor Cruz Marcelo, Secretario Ejecutivo del Consejo General de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) explicó que en México medir la pobreza es una obligación del Estado derivada de la Ley General de Desarrollo Social y el tipo de medición oficial es multimodal, es decir que mide seis rubros o tipos de carencia: acceso a salud, vivienda, servicios públicos, seguridad social, educación y alimentación.

Sobre ese tema el viceministro chino aseguró que en su país no existe un instituto como el CONEVAL y es el Buró de Estadística, el organismo encargado de medir la pobreza basado en encuestas sobre ingreso, sin tomar en cuenta la medición multimodal.

Más tarde el director del Instituto Nacional de la Economía Social (INAES), Juan Manuel Martínez Louvier aseguró que en este sexenio se dará mayor impulso a las cooperativas para una mejor distribución de la riqueza pues el mayor problema en México es la desigualdad.

Al concluir las actividades los funcionarios de ambas naciones acordaron seguir en contacto mediante videoconferencias y otras herramientas electrónicas, así como gestionar la renovación del memorándum de entendimiento y posibles visitas.

A las mesas de trabajo también asistieron, Guadalupe Reyes Sahagún, jefa de la unidad de Coordinación de Delegaciones; Luis Meneses Salazar, director de Planeación y Control Social; Miguel Ángel Aguirre Núñez, jefe de Departamento de Foros Internacionales, así como representantes de la Secretaría de Relaciones Exteriores y de la Embajada China en México.

Para este viernes, la delegación del MAC tiene programadas actividades privadas en México antes de regresar a su país.

#QueremosBienestar