Ciudad de México, 26 de julio de 2019. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) celebra cada 28 de julio como el Día Mundial contra la Hepatitis para generar conciencia en torno a este padecimiento, y de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), este padecimiento representa un importante riesgo sanitario mundial, reflejado en los 240 millones de personas que padecen infección crónica con el virus de la hepatitis B, y unos 150 millones con el de la hepatitis C.

En México se registran cerca de 24 mil casos de hepatitis A, B y C cada año, de estos casos alrededor de mil 900 casos corresponden a hepatitis C, y 750 al tipo B. De acuerdo con el Programa de Acción Específico. Prevención, Diagnóstico y Tratamiento de la Hepatitis C 2016-2018, de la Secretaría de Salud, las hepatitis virales son la octava causa de mortalidad en el mundo, y se estima que son responsables de 1.4 millones de muertes cada año, comparables a las asociadas a VIH y tuberculosis.

Durante 2018, GNP Seguros pagó 72.4 millones de pesos (MDP) por 365 casos de padecimientos relacionados con la hepatitis. En lo que respecta a los primeros 4 meses de este 2019 se han reportado 189 casos, por los que GNP ha cubierto 21.7 MDP. En este mismo periodo, los casos que se presentaron por entidad federativa son: Ciudad de México presentó la mayor cantidad de casos con 68 por lo que cubrió 5.6 MDP, seguida de Jalisco con 31 casos, y con un pago de 5.7 MDP.

Es relevante mencionar que en el periodo 2017-2019, GNP pagó cerca de 10.9 MDP por un solo caso relacionado con hepatitis viral.

Existen varios tipos de virus de la hepatitis, los principales son A, B, C, D y E; estos pueden causar infección e inflamación del hígado y en algunos casos dar origen a cirrosis y cáncer del hígado; estas son sus principales características:

· Hepatitis A. Se transmite por comer o beber alimentos o agua contaminados con heces fecales que están infectadas con este virus.

· Hepatitis B. Se transmite por contacto sexual a través de semen y flujos vaginales y por sangre y otros fluidos del cuerpo de una persona infectada.

· Hepatitis C. Se transmite principalmente de forma parenteral, es decir, no se ingiere, sino que entra al cuerpo vía intravenosa, subcutánea o intramuscular. Esto puede suceder a través del uso material infectado, como agujas de acupuntura, jeringas, al colocar piercings y tatuajes.

· Hepatitis D. Este es un virus incompleto que no infecta por sí mismo, solo cuando ya existe una infección por hepatitis B activa.

· Hepatitis E. Se transmite principalmente a través de agua contaminada, también se ha reportado la transmisión a través del contacto con animales, aunque de forma rara.

GNP Seguros promueve la información clara y oportuna sobre la hepatitis como pilar fundamental para permitir a las personas tomar medidas de prevención y ser menos vulnerables ante este padecimiento. Entre los puntos clave para la prevención la hepatitis se encuentra la identificación de las principales vías de contagio que ayuden a reducir riesgos, como son: La ingesta de alimentos o bebidas contaminados, transmisión durante el embarazo de madre a hijo, a través del contacto directo con la sangre de una persona infectada, o bien por prácticas de inyección poco seguras y la esterilización inapropiada de equipo médico. Las personas que se hayan visto expuestas a estos riesgos es importante que se revisen cuanto antes para descartar afectaciones a su salud.