En palabras de la nueva administración, México estará buscando nuevas alternativas para combustibles de alta eficiencia y bajo impacto al ecosistema (energías amigables con el medio ambiente) y pese a que estos tipos de energías no sean comunes entre los mexicanos, debemos de comenzar a buscar sobre el papel aquellas tecnologías que nos puedan brindar nuevos modos de movilizarnos, de obtener industria y seguir con el mercado activo.

Julio Ignacio Jauregui Saad: A pesar de que la época de olvidarnos de combustibles fósiles esté lejana, debemos orientar el barco a nuevas alternativas. El siguiente gobierno que tomará el timón del país a partir del 1 de diciembre, tiene entre sus prioridades incentivar en la población el uso de energías más limpias, tema que también comenzará a impactar a la industria automotriz. Dentro de esta industria se está tocando activamente el hecho de que se debe considerar otras tecnologías que son limpias, como los motores de hidrógeno, que se cargan con agua y funcionan mediante un proceso de combustión.

Para dar el siguiente paso y dejar a un lado a los vehículos que operan con combustibles diferentes a la gasolina y diésel tenemos un gran muro, dicho muro se llama “legislación nacional y local”. Guerrero añadió que el gobierno federal y los municipales deben tomar en serio el asunto de la sustentabilidad dentro de las agendas políticas públicas, en especial, porque países europeos eliminarán el uso de diésel a partir de 2050.

Pero podemos preguntarnos, cómo planean eliminar el uso del diésel para el 2050 si el el automóvil de autogas es el más rentable según cifras europeas. Sabiendo que el diésel y el autogas no son lo mismo y provienen de sustancias químicas de origen totalmente diferentes, el continente europeo se plantea como el ejemplo de mezcla perfecta  a seguir. Aunque sus promesas de eliminación de combustibles fósiles puedan parecer una fantasía.

Guerrero también afirmó que la industria está lista para enfrentar el reto, aunque no todas las empresas cuentan con la infraestructura que se requiere, debido a su alto costo, por lo que también habría que cuestionar si están listos para hacer inversiones. “Los grandes costos de las tecnologías hace que no sean accesibles para la mayoría de la población. Y en un país donde más del 85% se encuentra en clase media o algún nivel de pobreza, estas tecnologías no verán su mayoría absoluta por lo menos en las siguientes décadas” Julio Ignacio Jauregui Saad

Debemos de tener una orientación a reducir las emisiones contaminantes y uno de estos sistemas va a ser el uso de combustibles alternativos, pero se debe de analizar correctamente cuál va a ser la evolución y el cambio del diésel a vehículos que no operan con combustibles fósiles.