• El país mantiene estabilidad y crecimiento gracias a las medidas económicas y fiscales tomadas en la actual administración, agregó
 
• El secretario de Hacienda y la subsecretaria Rubio Márquez presentan panorama de economía mexicana en Conferencia Anual de Moody’s
 
El secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, aseguró que las variables económicas se encuentran en línea para robustecer la economía nacional y que sean motor de empleo y crecimiento.
 
Aseguró que las reformas estructurales juegan un papel preponderante para dar estabilidad y fortaleza a las finanzas públicas y dijo que los resultados de su implementación ya están a la vista al anclar más inversiones y cifras históricas en la generación de empleos.
 
“Quien se beneficia de las reformas está hoy aquí y le está sacando buen provecho y alternativas de inversión y crecimiento. Eso quiere decir que la defensa de las reformas y su permanencia se da en la medida en que ya son parte de nuestro día a día, de la economía, de cómo hoy estamos haciendo negocios”, aseguró Meade Kuribreña.
 
El titular de Hacienda participó en la 18 Conferencia Anual de Moody’s México “El Futuro Próximo: Política Comercial y Elecciones”, donde junto con la subsecretaria del ramo, Vanessa Rubio Márquez, dieron un panorama de la situación económica y financiera del país, así como del entorno que enfrenta México y de los retos que están por venir.
 
Meade Kuribreña afirmó que en este entorno de incertidumbre y de poco crecimiento a nivel internacional, la economía mexicana sigue en un proceso de crecimiento y de fortalecimiento y prueba de ello, dijo, es la reducción en el pago de la deuda respecto al Producto Interno Bruto, alcanzar un superávit primario, y la llegada de inversiones comprometidas en México en sectores estratégicos como el energético y de telecomunicaciones.
 
Precisó que justamente la reforma energética permitió compromisos de inversión de más de 80 mil millones de dólares, cifra que se elevará a más de 100 mil millones de dólares en los próximos años, lo cual refleja los beneficios de las reformas a corto, mediano y largo plazos.