El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, en una entrevista concedida a Ciro Gómez Leyva señaló que la cifra que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre el déficit comercial de Estados Unidos con México es correcta y que este será tema de reflexión, debate y análisis.

“Un comercio en términos generales relativamente balanceado, en un comercio de más o menos 580 mil millones de dólares, hay un superávit de México resiente de aproximadamente 60 mil”.

Aseguró que este dato no es necesariamente algo negativo “nosotros tenemos déficit con algunos países, superávit con otros, y en un mundo donde lo que se integra son cadenas comerciales, donde se integran cadenas de valor, el hecho de que uno exporte o uno importe por sí mismo no tiene una connotación respecto a la capacidad de generación de empleo”, comentó.

Los tiempos actuales exigen temple, unidad, reflexión y madurez

Ante las declaraciones realizadas por Trump esta mañana, el secretario señaló que son momentos complicados que exigen temple, unidad, reflexión y madurez, características con las que cuenta el Gobierno, la delegación que se encuentra en Washinghton y el país.

Llamó a tener calma y esperar los resultados de las reuniones para ver qué resulta de eso, “qué reporte le hacen al Presidente y qué valoración conjunta en función de eso”, y señaló que la diplomacia en general no es un tema que se realice por Twitter.

Y consideró que una cancelación de la reunión del presidente Enrique Peña Nieto con Donald Trump sólo traerá más incertidumbre. Pero que habrá que esperar y buscar espacios de diálogo, caminos y avenidas que queden abiertas, “habrá que esperar, habrá que estar atentos a ver que reporte resulta, que sale en las reuniones que están teniendo ahorita”.

Economía mexicana

Respecto a la economía mexicana señaló que “hoy lo que tiene la economía mexicana son buenos fundamentales en su macroeconomía, son buenos fundamentales en términos de la relación que tenemos con los Estados Unidos, uno esperaría que esos elementos fueran anclando la incertidumbre que hoy tenemos, pero efectivamente, hoy la economía mexicana está recibiendo de fuera grandes espacios de incertidumbre que se reflejan en todas las variables, en primer lugar en el tipo de cambio”.

Por otra parte, explicó que el 4 de febrero se dará un nuevo ajuste al precio de la gasolina; de ninguna manera será en la misma magnitud que el de enero.

“Ese fue un ajuste muy importante que reflejó dos condiciones que fueron muy inusuales, la primera fue un incremento muy relevante, el más importante que hemos visto en épocas recientes en el precio del petróleo. Desde hacía ocho años la OPEP no se ponía de acuerdo en un recorte en la producción, eso implicó un incremento de poco más de 20% en el último trimestre del año el precio del petróleo, acompañado de la devaluación importante”.

Y agregó que “cuando subía el precio del petróleo, el tipo de cambio se apreciaba. Y en el contexto del año pasado, se dieron los cambios juntos, en una dirección que casi nunca se acompaña, un tipo de cambio más depreciado y un precio de petróleo que se había incrementado y eso se tradujo en un incremento muy importante en el precio de las gasolinas. Habrá que ver hacia adelante como se mueve, ha habido estabilidad en el precio del petróleo en este año, pero el tipo de cambio se ha seguido observado una gran volatilidad”.

Finalizó su entrevista señalando que para el gobierno mexicano este es “un reto como el que no habíamos visto en nuestra historia reciente, pero enfrentándolo con la certeza de que atrás del presidente hay unidad, de que atrás del Presidente hay compromiso, de que hay liderazgo, de que en el centro de la gestión del Gobierno está el interés del país, están los intereses de los mexicanos, está la responsabilidad de cuidarlo y eso es lo que obliga este Gobierno a salir adelante”.