El Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA) consolida y fortalece políticas públicas y acciones de protección para mejorar la calidad de vida de los 39.2 millones de niñas, niños y adolescentes en México. Entre sus principales retos para el próximo año, destacan el fortalecimiento de políticas públicas y acciones de protección y garantía de derechos a las niñas y niños más pequeños, entre 0 y 7 años de edad.

La inversión en salud, educación, no violencia y otros temas hecha para esta edad redunda en una reducción marcada en gastos posteriores, baja en gasto en atención de enfermedades, menor deserción en primaria y secundaria, tendencia a la baja en matrimonios infantiles y embarazos adolescentes, entornos más seguros y comunidades sólidas donde la niñez crece en paz, sin embargo, los resultados de estas políticas van a verse reflejadas a mediano plazo.

SIPINNA: al cuidado de la población más vulnerable

El pasado 21 de noviembre se instaló la Comisión Permanente para el Desarrollo Infantil Temprano, coordinada por la Secretaría de Salud, dentro del ámbito del SIPINNA, su trabajo consiste en coordinar las políticas públicas enfocadas a la población entre 0 y 7 años y articular las acciones de las autoridades responsables de aplicarlas.

Algunos de desafíos establecen la Implementación del Sistema de Justicia Penal para Adolescentes, a través del cual se busca que las resoluciones jurídicas apliquen penalizaciones que se cumplan en las comunidades donde viven las y los adolescentes que hayan incurrido en alguna falta; es decir, que las penas de cárcel, de restricción de la libertad, sólo se ejecuten en los casos más graves.

Datos sobre la violencia contra niñas, niños y adolescentes

Información dada a conocer por esta instancia señala que, niñas, niños y adolescentes de entre 10 a 17 años sufren estos actos ocurren en sus comunidades:

  • 49% en lugares públicos, calles, transporte.
  • 40% en su contexto escolar.
  • 10% en su hogar.
  • 23 mil adolescentes de 12 y 17 años sufrieron algún tipo de agresión sexual.
    • 4 de cada 10 casos son probables violaciones
      • 25% ocurren en el hogar
      • 13% en la escuela
      • 6% en el lugar de trabajo

Estos datos fue lo que impulsó a la creación de la Comisión para Poner Fin a Toda Forma de Violencia contra Niñas, Niños y Adolescentes, el 15 de diciembre de 2016.

Dentro de las acciones de las autoridades involucradas, se toman como herramientas siete estrategias para abatir la violencia contra esta población:

  1. Aplicación y cumplimiento de la Ley
  2. Normas y valores sociales
  3. Creación y recuperación de entornos seguros
  4. Apoyo a padres y cuidadores
  5. Ingresos y fortalecimiento económico
  6. Servicios efectivos de respuesta y apoyo
  7. Educación y desarrollo de aptitudes para la vida