El Consejo Nacional de Inclusión Financiera celebró su décima primera sesión ordinaria, donde se revisó el estado actual del acceso y uso del sistema financiero y la evolución de los principales indicadores en esta materia.

El Consejo Nacional de Inclusión Financiera es la instancia de consulta, asesoría y coordinación que tiene por objeto proponer medidas para la planeación, formulación, instrumentación, ejecución y seguimiento de una política nacional de inclusión financiera.

Está conformado por el secretario de Hacienda y Crédito Público, el gobernador del Banco de México, la subsecretaria de Hacienda y Crédito Público, un subgobernador del Banco Central, el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el presidente de la Comisión Nacional de Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, el presidente de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, el presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, el secretario Ejecutivo del Instituto para la Protección al Ahorro Bancario y la tesorera de la Federación.

Resultados de la sesión ordinaria

Se reconoció que en México se registran avances en el nivel de inclusión financiera. Con datos de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, se observa un incremento en el número de adultos que cuentan con al menos un producto financiero, aunque también hay otro grupo de este segmento social que tienen dos o más productos.

También, hay una reducción en la brecha de género, donde incluso en zonas rurales es mayor el número de mujeres con cuentas que hombres. En relación con el desarrollo de la infraestructura financiera, la cual permite un mayor acceso al sistema financiero, se observó un incremento en el indicador de puntos de acceso, lo cual es reflejo de una mayor cantidad de sucursales, cajeros y corresponsales.

Crecimiento y desarrollo de servicios financieros

El canal financiero que ha mostrado mayor crecimiento son los corresponsales, los cuales han permitido expandir la oferta de servicios financieros a municipios con baja o nula presencia de sucursales o cajeros automáticos.

Para lograr un nivel mayor de inclusión financiera es necesario continuar fomentando el desarrollo de los servicios financieros digitales, ya que éstos tienen el potencial de brindar acceso al sistema financiero a la población actualmente excluida o sub-atendida.

Se observa un incremento en el número de cuentas de banca móvil, y además el ecosistema de pagos ha mostrado un crecimiento en términos de número de tarjetas emitidas, el número de adultos que reportó contar con al menos una de éstas y el número de comercios que aceptan pagos electrónicos. Sin embargo, se observa una preferencia por el uso de efectivo.

Diversas acciones dentro del marco de la política trabajan para fomentar el desarrollo de soluciones tecnológicas que amplíen el acceso y el uso de los productos y servicios financieros y que fomenten los medios de pago.