A decir del coordinador de la Bancada de Morena, desde el Congreso de la Unión, las senadoras y senadores de su partido serán interlocutores de buena fe con los sectores económico y empresarial del país.

Ello, dijo, con el fin de generar confianza, estabilidad y asegurar que el Estado de Derecho está por encima de todo y que se va a observar, como nunca, junto con el Presidente de la República.

Ricardo Monreal se pronunció en ese sentido durante un encuentro que sostuvo con 130 integrantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), que preside Carlos Salazar Lomelín, así como con los líderes de las 12 cámaras que lo conforman, entre asociados e invitados permanentes.

Al comentar que le pareció “un diálogo fructífero, abierto y franco”, expuso que el sector privado, frente a la alternancia política y a la transición que vive el país desde julio del año pasado, se quedó sin interlocutores en el Congreso y en el Gobierno:

“Queremos construir puentes de entendimiento con el empresariado mexicano. Estos son los primeros pasos para establecer un mecanismo institucional de comunicación, como es el parlamento abierto”, les garantizó durante la reunión efectuada en el Club de Industriales, el pasado fin de semana.

Reveló a sus interlocutores que ya acordó con sus homólogos de los Grupos Parlamentarios en la Cámara Alta, la realización de un segundo periodo extraordinario de sesiones para analizar y, eventualmente aprobar, grandes temas pendientes como la Revocación de Mandato, la Consulta Popular y la Ley de Austeridad Republicana, que son minutas provenientes de la Cámara de Diputados, para lo cual se tomarán en cuenta sus propuestas.

En ese punto, Monreal Ávila ofreció al empresariado nacional que “van a tener no sólo voz, sino el ofrecimiento de que los acuerdos sean vinculantes, ese es el propósito. Es decir, no sólo escucharlos sino que puedan incorporarse algunas de las propuestas que les preocupan y que a nosotros nos parecen atendibles y que se pueden expresar”.

También, dijo, se va a escuchar a los obreros, académicos, expertos y especialistas en materia laboral, para avanzar de manera significativa en los temas que les preocupen, pero, sobre todo, será a través del sistema de Parlamento Abierto.

Precisamente los empresarios plantearon un decálogo de reformas y que el legislador de Zacatecas se comprometió a analizarlas en entre los meses julio-agosto, mediante el esquema de parlamento abierto para que ahí confluyan todas las cámaras, los inversionistas y las centrales obreras, con las y los trabajadores, y así establecer un mecanismo de vinculación para reformar no sólo la Ley Laboral, sino otras que son perfectibles permanentemente.

El presidente del CCE, Carlos Salazar Lomelín, a nombre de los hombres de negocios, planteó abiertamente que el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá o T-MEC, sea ratificado por el Senado.

“Esto me alegra, porque finalmente lo que queremos hacer con el T-MEC es la aprobación simultánea, no queremos adelantarnos”, aseguró Monreal.

Agregó: “Sí creo que el T-MEC tiene posibilidades amplias de ser ratificado. Es más, creo que tiene que ser ratificado. Lo digo sin ambages. No podemos aislarnos, somos un aliado global y el acuerdo comercial, en términos generales, está bien planteado y nosotros lo ratificaremos de manera simultánea con Estados Unidos y Canadá”.

Precisó que aún no hay fecha previsible para ello, porque en el caso de los estadounidenses están sujetos al calendario electoral con la reelección presidencial, “así es que a lo mejor nos lleva más tiempo este proceso”, acotó.

“Morena va a apoyar el Acuerdo. No es un viraje radical, es lo que el país necesita, nada más. Y así actuamos en el Grupo Parlamentario de Morena, en qué necesita el país, independiente de dogmas y de estigmatizaciones”, puntualizó el senador Ricardo Monreal Ávila.