En el marco de la Semana Internacional sobre Protección Social, autoridades de varios países y representantes de diversos organismos dieron inicio al Diálogo Sobre Pobreza Extrema en la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Durante su intervención, Francisco Guzmán Ortiz, Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, presentó la evolución que ha tenido la política social en nuestro país, desde la creación de Progresa, a finales de los noventa, hasta la implementación de la Estrategia Nacional de Inclusión, durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto.

Reconoció que existen retos que se deben enfrentar de manera inmediata, como el combate a la informalidad o la incorporación de conceptos transversales a la lucha contra la pobreza. Sin embargo, destacó que México ha avanzado decididamente, como lo muestra la disminución de la pobreza extrema en 2.2 millones de personas entre 2012 y 2016, en esta misión de crear capacidades y consolidar patrimonios para los mexicanos.

Asimismo, Tomás Bermúdez, Representante del Banco Interamericano de Desarrollo en México, destacó que nuestro país ha tenido importantes avances en los últimos 20 años, principalmente contra la desnutrición crónica infantil entre los sectores con menores ingresos y en el impulso de la asistencia escolar en los niveles de educación básica y media superior.

En su participación, Margaret Grosh, Asesora Senior Global para Protección Social y Trabajo del Banco Mundial, invitó a redoblar esfuerzos mediante el aprendizaje entre países, y a sumar buenas prácticas para elevar la calidad de vida de las personas.

Por su parte, Katyna Argueta, Directora en México del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, indicó que el gran reto de las políticas públicas de los gobiernos es la construcción del progreso multidimensional, con un enfoque integral en torno a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Javier García Bejos, subsecretario de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional de la Secretaría de Desarrollo Social, reconoció el apoyo de los organismos internacionales en la lucha contra la pobreza en nuestro país. “Muchos de los resultados en materia social en estos seis años, tienen que ver con este acompañamiento, este compromiso por compartir experiencias y avanzar juntos en esta pauta que nos marca la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, afirmó.

“Lo fundamental de estos espacios es reconocer que la lucha contra la pobreza no es monopolio de los gobiernos. Al final, nuestro deber como funcionarios y expertos es convencer a las empresas, organizaciones civiles y ciudadanía en general, que la misión es compartida. El reducir la pobreza extrema se refleja en ganancias para todos los sectores de las sociedades”, expresó.

Asistieron también al evento Christof Kersting, Director en Berlín de la Agencia Alemana para la Cooperación Internacional; Filiberto Ibáñez Juárez, Jefe de la Oficina de la Secretaría de Desarrollo Social; Carlos Velásquez Monge, Ministro de Desarrollo Social de Guatemala, y Pungky Sumadi, Viceministro de Población y Asuntos Laborales de Indonesia.