• Equipo del Presidente estadounidense se ha concentrado en hacer realidad las prioridades que distinguieron su campaña electoral.

 

En la Nota de Coyuntura “México y Estados Unidos a un año del inicio de la administración Trump”, el Centro de Estudios Internacionales Gilberto Bosques (CEIGB) del Senado de la República presenta un repaso sobre los acontecimientos más relevantes ocurridos durante el primer año de la administración de Donald Trump, así como de aquellos relacionados directamente con México.

 

En primera instancia, la investigación reseña los aspectos de la política interna estadounidense durante el primer año de gobierno de Trump tales como el llamado “veto musulmán”, la cancelación del programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA) y del Estatus de Protección Temporal para inmigrantes de algunos países como El Salvador, Haití y Nicaragua, los intentos por derogar y reemplazar la Ley de Salud conocida comoObamacare, la aprobación de la reforma fiscal, y la nominación y confirmación de un nuevo juez para la Suprema Corte.

 

Al respecto, los investigadores del CEIGB señalan que en estas acciones “se observa claramente una agenda alineada casi en su totalidad con la base electoral” del Presidente. Sin embargo, acota que “la vasta mayoría de estas medidas se han enfrentado a una serie de procesos legales en el sistema de cortes estadounidenses, así como a la oposición de los propios estados de la Unión Americana y la resistencia de organizaciones de la sociedad civil”.

 

El documento también se refiere a la investigación sobre la posible injerencia rusa en la elección que llevó a Trump a la Casa Blanca, cuya “situación actual es preocupante en el sentido de que el Presidente, ante un escenario en el que él o parte de su equipo se ha visto sometido a un importante escrutinio, ha manifestado su oposición al trabajo de las agencias de inteligencia […] mermando la confianza en la vida institucional” del país.

 

Adicionalmente, la investigación analiza los efectos de la Presidencia de Donald Trump en el escenario internacional, las críticas al acuerdo nuclear con Irán, el intercambio de amenazas con un Estado nuclear como Corea del Norte, el reconocimiento de Jerusalén como capital del Israel, o los retrocesos en el proceso de normalización de relaciones diplomáticas con Cuba – que son algunas de las acciones internacionales más notorias del Presidente Trump en política exterior – y concluye que han “generado un vacío de liderazgo en determinados temas de la agenda global” y dejado un alto nivel de incertidumbre “sobre el comportamiento de Estados Unidos en sus relaciones con otros países” y en la continuidad de los “compromisos adquiridos previamente por el mismo”.

 

Por lo tanto, el documento apunta que el “drástico cambio en la manera de hacer política de la Casa Blanca ha tenido” y profundizará “implicaciones importantes en el sistema internacional, en vista de la condición de Estados Unidos como potencia hegemónica e histórico garante de la estabilidad del orden internacional de la posguerra”.

 

El otro aspecto central de la investigación, es la reseña sobre la relación entre México y Estados Unidos durante el primer año de la administración Trump, donde a pesar de los esfuerzos del Presidente estadounidense por cumplir sus promesas de campaña nocivas para México, éstos se han visto frenados, hasta ahora, por contrapesos institucionales, económicos y políticos de enorme relevancia. Al respecto, se aborda en primer lugar el replanteamiento en la relación comercial bilateral, marcado por la salida de Estados Unidos del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) y el inicio del proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

 

En segundo término, se analizan los temas migratorios y la insistencia de Trump en su propuesta de construir un muro fronterizo, y se hace notar que, si bien en apariencia la política migratoria sigue un curso distinto y menos radical en términos de deportaciones fronterizas que la adoptada por la administración del ex presidente Obama, se espera que sus peores efectos en materia de detenciones por perfil racial y en regiones lejanas a la frontera, deportaciones de personas con arraigo desde el interior de los Estados Unidos, seguridad fronteriza y violaciones a los derechos humanos de los inmigrantes indocumentados, se profundicen en el mediano plazo. Posteriormente, el documento revisa los retos en el diálogo político y de seguridad, el cual “continuará siendo tenso en cuanto el debate interno en Estados Unidos continúe centrado en la asignación de presupuesto al muro fronterizo”.

 

Por último, los investigadores del CEIGB refieren las divergencias entre México y Estados Unidos en foros multilaterales, específicamente en los temas de combate al cambio climático, armas nucleares y migración. Ante la visión del Presidente de Estados Unidos, “varios países -como el nuestro- han respondido buscando preservar los principios que la comunidad internacional ha construido durante siete décadas”.

 

Para conocer más sobre las acciones más importantes de Donald Trump durante su primer año de gobierno, el impacto de éstas tanto en Estados Unidos como en el ámbito internacional, y el replanteamiento de la relación de ese país con México, lo invitamos a consultar la Nota de Coyuntura a la que hace referencia el presente Boletín en el siguiente enlace: http://centrogilbertobosques.senado.gob.mx/docs/NC_Trump1erAnio_220118.pdf