El Instituto de Verificación Administrativa reitera que su facultad de verificación respecto de un establecimientos mercantil es única y exclusivamente en materia de uso de suelo y en el caso del Colegio Enrique Rébsamen detectó que el predio ubicado en Rancho Tamboreo 19 utilizaba un uso de suelo presuntamente falso por lo que dio parte a las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.
La denuncia penal aún está en trámite para determinar si es falsa la constancia de acreditación de uso de suelo.
Cabe mencionar que el Colegio nunca acató la resolución del Instituto.
De igual manera el Invea rechaza categóricamente ser el responsable de las facultades de obras, construcciones y protección civil, en las que es posible revisar condiciones estructurales de inmuebles. 
Esas facultades son única y exclusivamente responsabilidad de las delegaciones.