· Fundamental trabajo conjunto de los tres niveles de gobierno y el sector productivo en esta labor

Para atender la emergencia en el estado de Morelos se realizó hoy aquí una reunión de trabajo en la que se delinearon acciones para reactivar la economía en las poblaciones afectadas en esta entidad tras el sismo del pasado 19 de septiembre. El encuentro estuvo encabezado por el Oficial Mayor de la Secretaría de Gobernación y representante del Gobierno de la República, Jorge Márquez Montes, y el coordinador general de delegaciones federales de la Secretaría de Economía, Jorge Cantú Valderrama.

En la reunión se acordaron llevar a cabo acciones para que los morelenses tengan el abasto de alimentos, así como para preservar la defensa y el interés del consumidor en las zonas afectadas.

Con la participación de empresarios locales, funcionarios y delegados federales y estatales, Márquez Montes enfatizó que la Procuraduría Federal del Consumidor ha establecido mecanismos para evitar abusos en el alza de precios a la población morelense. Puntualizó que los afectados contarán, en todo momento, con alimento a través de comedores.

Acompañado por el encargado de la Unidad de Coordinación de Delegaciones Federales de esta dependencia, Juan Salgado Brito, el funcionario subrayó que el Presidente de la República ha instruido dotar de todos los recursos necesarios para hacer frente a la emergencia en esta entidad. Aseguró que en unidad y comprometidos en la causa de Morelos, es como saldrá adelante.

La colaboración y trabajo conjunto de los tres niveles de gobierno y el sector productivo es fundamental para impulsar la activación económica de esta región del país, señaló el Oficial Mayor de esta Secretaría. Destacó la presencia y coordinación con las autoridades del gobierno de estatal para la atención de la emergencia.

En tanto, Cantú Valderrama destacó la colaboración del sector empresarial morelense en la reconstrucción económica.

El secretario de Economía estatal, Juan Carlos Salgado Ponce, indicó que ya está en proceso el levantamiento del censo económico para establecer las condiciones de los comercios y, a su vez, programas de apoyo para a este sector.