·         En sesión presidida por el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, y con la presencia del gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, el Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero celebró el viernes 9 de diciembre su vigésima sexta sesión ordinaria

·         En esta sesión, el Consejo analizó la situación del sistema financiero nacional a la luz de los resultados de la elección en los Estados Unidos. Además, revisó los ejercicios de estrés de la banca y se presentó el plan de negocios de Pemex

La economía mexicana ha estado sujeta a choques provenientes del exterior. Entre éstos, el principal ha sido el resultado de la elección presidencial en los Estados Unidos, el cual ha propiciado un alza súbita en las tasas de interés en dólares y ha implicado un aumento importante en el riesgo de la aplicación de medidas proteccionistas por parte de ese país.

En particular, la expectativa de que la próxima administración norteamericana podría seguir una política fiscal expansionista ha incrementado las expectativas de inflación en ese país, ejerciendo presiones al alza sobre las tasas de interés en dólares en todos sus plazos y repercutiendo esto último sobre las tasas de interés, tanto en economías avanzadas como emergentes. Esta situación se ha reflejado en nuestro país en el comportamiento de las tasas de interés, en el tipo de cambio y en mayores expectativas de inflación.

El Banco de México ha reaccionado mediante alzas en sus tasas de interés de referencia, lo que junto con la aprobación del paquete fiscal propuesto por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) correspondiente a 2017, la buena recepción del plan de negocios de Pemex y los resultados obtenidos en la subasta de la ronda 1.4 han contribuido a estabilizar a los mercados financieros nacionales.

Así, en los últimos días las condiciones de operación de éstos han mejorado, aunque aún no hayan recuperado del todo los niveles que prevalecían a principios de noviembre.

El análisis del impacto de estos eventos sobre el sistema financiero muestra que las instituciones financieras cuentan con niveles de capitalización y liquidez suficientes para absorber sin problemas las minusvalías generadas por el alza en las tasas de interés.

Si bien el aumento en la volatilidad financiera tuvo efectos transitorios en la profundidad y liquidez de los mercados de bonos y de derivados de tasas de interés, éstos se encuentran funcionando en niveles cercanos a la normalidad.

Por su parte, los ejercicios de estrés llevados a cabo por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores ratifican que las instituciones se encuentran en una posición de fortaleza para hacer frente a los retos que plantea el entorno económico vigente.

Los integrantes del Consejo señalaron que, frente a la complejidad del entorno económico descrito, es primordial mantener un marco macroeconómico sólido e implementar cabalmente las reformas estructurales para aumentar la productividad y competitividad de la economía de México.

Para finalizar, los miembros del Consejo aprobaron la propuesta de contenido del séptimo Informe Anual sobre el estado que guarda la estabilidad del Sistema Financiero Mexicano y sobre las actividades realizadas por el Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero. Este Informe habrá de publicarse en marzo del próximo año.

El Consejo de Estabilidad está conformado por el secretario de Hacienda y Crédito Público, quien lo preside; el gobernador del Banco de México; la subsecretaria de Hacienda y Crédito Público; dos subgobernadores del Banco Central; el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores; el presidente de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas; el presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro; y el secretario ejecutivo del Instituto para la Protección al Ahorro Bancario.