De acuerdo con información recabada por el SIA, de los diez inversionistas que compraron las bases para participar en la licitación de los ingenios El Potrero y San Miguelito, sólo 7 ofrecieron la “garantía de seriedad”, lo que les permitirá presentar posturas de compra.  Como lo hemos mencionado en este servicio, la lista la encabezan Zucarmex, Beta San Miguel, PIASA y Porres, a los que agregaron Motzorongo y Ricardo Grapín, de Alimentos y Víveres San Rafael. Los tres que “tiraron la toalla” eran comercializadores e inversionistas que no habían participado en ninguna de las dos subastas anteriores. 

Los especialistas pronostican  que los ingenios podrían quedar en manos de PIASA, Zucarmex y Beta San Miguel, conocida como “la trinca infernal”. Ninguno de ellos presentó oferta por las fábricas en las dos licitaciones anteriores, argumentando que no eran atractivas porque tenían muchos problemas, sobre todo de índole laboral.  Bueno, ahora tendrán que ponerle un buen precio –mucho más arriba del de salida que es de 1,390 millones de pesos—si quieren quedarse con ellos.