Martes 29 de Julio de 2014

Las telecomunicaciones son instrumento fundamental para la participación democrática, la inclusión social y el crecimiento económico. Contar con estos servicios a precios accesibles y con calidad suficiente es fundamental para incentivar la competitividad de los individuos y de las empresas, y a su vez, aprovechar el potencial que ofrecen las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

 

Sin embargo, nuestro país enfrenta un gran rezago en el acceso a las telecomunicaciones para gran parte de la población. De acuerdo con datos del Banco Mundial, la cobertura de servicios de telefonía móvil es de 86 líneas por cada 100 habitantes, lo que se compara desfavorablemente con países como España (112), Colombia (104), Brasil (135) o Argentina (159).

 

La penetración de las líneas de teléfono fijas es aún menor, de tan sólo 17 líneas por cada 100 habitantes, por debajo de países como Venezuela (26), Argentina (23) y Brasil (22).

 

Además del reto de cobertura, existe una alta concentración en el sector, ya que de las 465 estaciones concesionadas en televisión abierta, el 95% se concentra en dos empresas. Debido a ello, México ocupa el lugar 63 en el ranking mundial de Tecnologías de la Información, por debajo de países como Chile, Puerto Rico, Panamá, Uruguay o Brasil.

La vivienda es un sector estratégico para el crecimiento económico y desarrollo social de nuestro país. El crecimiento de este sector detona inversiones, genera empleos, fortalece el mercado interno y mejora la calidad de vida de las familias mexicanas.

 

Debido a la importancia que representa la vivienda para la actividad económica del país, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, anunció en febrero de 2013 la nueva Política Nacional de Vivienda.

 

Sus objetivos son: promover el desarrollo ordenado y sustentable del sector; mejorar y regularizar la vivienda urbana, y construir y mejorar la vivienda rural. La política está basada en cuatro estrategias:

La integración mundial de las economías, que incluye los mercados laborales, ha ofrecido muchas oportunidades a los trabajadores y a las empresas y estimulado el crecimiento económico. Sin embargo, los progresos no han sido beneficiosos para todos. Millones de personas caen víctimas de la trata mientras están buscando empleos decentes, son mantenidos en servidumbre por deudas o en condiciones similares a la esclavitud, y están atrapados en la pobreza y la discriminación.

El gobierno federal ha impulsado una serie de reformas transformadoras en distintos ámbitos. Una de ellas es la Reforma Financiera, que tiene como objetivo principal mantener un sistema financiero sólido, que preste más y más barato.

 

En los últimos años se ha logrado consolidar la fortaleza del sistema financiero en México, de tal forma que hoy contamos con una banca sólida con altos niveles de capitalización y bajos índices de morosidad. Sin embargo, aún se requiere la instrumentación de políticas gubernamentales que permitan incrementar los niveles de intermediación financiera de la economía para ampliar el crédito y la cobertura de los servicios financieros.

 

En este sentido, la Reforma Financiera busca fomentar una mayor competencia entre las instituciones del sistema, mejorando así los costos de financiamiento para las familias.

 

Para lograr este objetivo, la Reforma incluyó una serie de modificaciones a la Ley de Protección y Defensa al Usuario de Servicios Financieros.

Observatorio

SEGURIDAD PÚBLICA

URBANA, JUNIO 2014

 

Con el propósito de proporcionar a los usuarios una medición amplia e integral del tema de la percepción sobre la seguridad pública, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI, diseñó la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), la cual cuenta con una periodicidad trimestral e incluye conceptos relevantes en el tema, tales como:

 

— Sensación de inseguridad por temor al delito (percepción).

— Expectativa social sobre la tendencia del delito.

— Atestiguación de conductas delictivas o antisociales.

— Cambio de rutinas por temor a ser víctima del delito.

— Percepción del desempeño de la policía como autoridad de seguridad pública.

 

Los dos primeros levantamientos se realizaron en los meses de septiembre y diciembre de 2013, respectivamente; mientras que el tercero se llevó a cabo en el mes de marzo de 2014. Los resultados del cuarto levantamiento, realizado el pasado mes de junio de 2014, se presentan a continuación.

Sitio desarrollado por: www.mejoridea.com